Pocos pueden presumir de rehacer su vida y empezar de cero. Pero esa es la intención que tiene Iñaki Urdangarin. Su paso por la cárcel de Brieva (Ávila), donde ha estado más de dos años, le ha marcado para siempre, "pero tiene muchas ganas de dejarlo atrás", cuenta un amigo íntimo del exjugador de balonmano.

Noticias relacionadas

El marido de la infanta Cristina se encuentra ya disfrutando de una semilibertad. El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León le ha concedido el tercer grado penitenciario. El cuñado del Rey trabajará fuera de la cárcel pero tendrá que regresar a dormir al penal y podrá disfrutar de los fines de semana libres. Se trata de una decisión firme que se hará real en las próximas horas.

Pero para que el juez estimara el recurso presentado por Mario Pascual Vives, el abogado del exdeportista, este tenía que presentar una oferta de trabajo, y eso es lo que ha hecho el ex duque de Palma. El yerno del rey Juan Carlos trabajará en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, donde está al cuidado de personas con discapacidad. A Urdangarin le han hecho un contrato a tiempo completo, según ha podido saber EL ESPAÑOL. Así que ya tiene trabajo para presentar en el juzgado. En este centro es donde ha hecho sus horas de labor para poder salir de prisión y ahora han decidido que lo haga de forma continuada.

Iñaki Urdangarin ya se encuentra en Vitoria con su familia.

El Hogar Don Orione ha estado muy ligado a la familia real y, más concretamente, a la reina emérita Sofía. El centro, que empezó siendo un colegio para niños con necesidades severas, lo inauguró cuando todavía era princesa. Desde entonces, su vínculo se ha mantenido. Tanto es así que, en febrero de 2018, recibió a los responsables de la orden en el palacio de la Zarzuela con motivo del cincuenta aniversario de la inauguración de la institución en España.  

Así, el marido de la infanta Cristina comienza una nueva vida en Madrid. Hace unos días abandonó la cárcel abulense para ingresar en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, en Alcalá de Henares. Se trata de un centro con 210 habitaciones, talleres, aulas y zonas deportivas. La diferencia es que aquí está compartiendo lugar con otros presos mientras que en Ávila tenía un módulo para él solo.

La reina emérida Sofía recibe a Hogar Don Orione.

El tiempo que pase libre, sin tener que ir a trabajar, lo puede disfrutar con su hijo mayor, Juan, con el que se va a instalar en el piso que el nieto de los eméritos tiene en Madrid. El mayor de los Urdangarin Borbón vive en la capital española desde el año pasado, estudiando económicas en una universidad privada, con la intención de estar más cerca de su padre. También el segundo, Pablo, se encuentra ahora en territorio español, ya que ha fichado por el Fútbol Club Barcelona de balonmano y reside en la Ciudad Condal.

La infanta Cristina sigue viviendo en Ginebra (Suiza), con su hija pequeña Irene, ya que el tercero, Miguel, se encuentra estudiando en Inglaterra. Pero parece que cada vez pasa más tiempo en nuestro país que en Suiza. Con el tercer grado de su marido sus visitas Madrid serán mucho más seguidas.