El pan es un alimento básico de la dieta mediterránea. No es ningún secreto. Como saben, en España, todas las comidas las acompañamos con una buena barra de pan. Bien sea para mojarlo en las salsas o, simplemente, como un complemento de cualquier alimento. Y, cómo no, son fundamentales para hacer bocadillos. Eso tan nuestro: rellenos de cualquier fiambre o queso. Pero, hay otro tipo de pan, que aunque no sea la primera opción para los bocatas, siempre está en casa: el pan de molde. Ése que nos sirve para hacer cualquier sándwich, solucionándonos cualquier comida. O, también, para hacer unas ricas tostadas aptas para desayunar o merendar.

Noticias relacionadas

Pero, como en la mayoría de productos, el pan de molde cada vez tiene más tipos: blanco, integral, sin corteza, con semillas, multicereales, sin gluten… Hay decenas de clases y, de hecho, si añadimos que cada supermercado de España ofrece los suyos, apaga y vámonos. El consumidor tiene una gama tan amplia de panes de molde que ya no sabe cuál tiene mejor calidad o cuál está más rico o esponjoso. Todos, de hecho, pensamos que el mejor pan de molde que existe es el de Bimbo. Tanto, que en España al pan de molde se le conoce, popularmente, con esa denominación.

Pues sepa, como adelanto, que el pan de molde de la marca Bimbo integral ni siquiera se encuentra en el top 3 de los mejores panes de su gama analizados por Rocío Romero (Madrid, 1979), ingeniera técnica agrícola, experta en repostería y pan. Y es que, desde EL ESPAÑOL, hemos acudido a la especialista, que actualmente dirige la escuela de cocina El Gusto es Nuestro, para que pruebe y califique los panes de molde de marca blanca de seis supermercados que venden por toda España. A saber: Mercadona, Alcampo, Carrefour, Dia, Lidl y Aldi. Los criterios: aspecto, olor y sabor.

Para ello, este periódico ha comprado de dos tipos. Por un lado, el pan de molde clásico —de ahora en adelante blanco— y, por otro, el pan de molde integral de cada una de las citadas superficies. También, el de marca Bimbo, pues al ser el más famoso, nos parecía importante que sirviese como referencia para la experta Rocío. Ella, sin embargo, lejos de dejarse llevar por nombres propios, ha calificado cada pan con objetividad. Tanta, que todas las rebanadas de la cata probadas han sido la segunda, la que está después de la corteza, ya que “no es lo mismo la segunda rebanada que una del medio”, explica. Así han sido sus valoraciones:

Mercadona

La primera parada que ha hecho este diario, durante la neveda mañana de este jueves en Madrid, ha sido en Mercadona. Y, directamente, acudimos al pasillo de los panes de molde, en donde el supermercado valenciano ofrece a sus clientes de todas las clases: blanco, 0%, integral, con semillas y pipas, sin corteza… Pero sólo compramos el pan de molde blanco de Hacendado, la marca blanca de alimentación de la cadena de Juan Roig, que cuesta 0,59 euros (el pack 460 gramos) y el integral —del mismo precio y peso—. ¿Qué opinará Rocío de ellos?

La experta Rocío, olfateando una rebanada del pan de molde de Hacendado, la marca blanca de Mercadona. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—A primera vista, el pan blanco de Mercadona es un pan típico. No le veo nada especial. Eso sí, es excesivamente blanco. Tampoco lo veo nada esponjoso. De hecho, cuando pienso en un pan de molde casero lo imagino esponjosito, que dan ganas de tocarlo, pero éste está muy seco. No me atrae ni la textura ni me parece que tenga un buen aspecto. Sin embargo, el integral se ve algo mejor, pues tiene una esponjosidad algo más conseguida.

El blanco tiene un olor plano, es decir, huele muy poco. Como mucho, a los conservantes que llevan este tipo de panes para ser más duraderos. El integral sí tiene un olor más fresco. En cuanto a sus sabores, el pan blanco es muy neutro al principio. Luego, incluso te deja un retrogusto un poco desagradable. El integral tampoco está conseguido, ya que es muy soso. Yo, cuando pruebo algo hecho con harina integral, busco un sabor más asalvajado y no está muy conseguido.

—Si tuvieras que quedarte con el pan de molde blanco de Hacendado o con el integral, ¿cuál elegirías?

—Yo me iría por el integral, por mi propio gusto. Pero, siendo objetivos, el pan de molde integral de Mercadona tiene algo más de calidad, porque la harina empleada puede que esté algo menos refinada. Yo huyo de excesos industriales como azúcares y harinas muy refinadas. Por ello, en este caso, me quedaría con el integral.

A la izquierda, el pan de molde blanco de Hacendado (Mercadona) y, a la derecha, su homólogo integral de la misma marca. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Dia

Este diario, en el paseo mañanero por los distintos supermercados, en segundo lugar ha pasado por el Dia, ya que está puerta con puerta del Mercadona. Allí, en el pasillo de los panes de molde, nos ponemos a buscar el blanco y el integral de marca blanca. Como en el resto de cadenas, también hay de otros tipos como el de semillas, pero no nos interesan hoy. Los localizamos y los compramos a 0,76 euros cada paquete 600 gramos de El Molino de Dia, la marca bajo la cual los comercian.

Entretanto, también aprovechamos y compramos el paquete de pan blanco de Bimbo a 1 euro, que más adelante será valorado también. Pero, vayamos poco a poco, no nos adelantemos. Ahora, Rocío nos dará las claves de los panes de Dia. “¿Cómo valorarías el pan de molde blanco y el integral de este supermercado?”, pregunta este diario a la experta.

Rocío Romero realiza anotaciones mientras prueba los diferentes panes. Sobre la mesa, los de Dia. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—El pan blanco de Dia está más denso que los anteriores —en referencia a los panes de su gama de Carrefour y Bimbo—. Es un poco mazacote y no huele a nada. De hecho, hasta me ha costado romperlo. Además, a diferencia de los otros, la miga de este pan se te pega en los dientes, lo cual es muy desagradable. El pan de molde integral, por su parte, sí que huele a harina integral, pero está muy seco. Éste, sin embargo, no deja retrogusto a harina integral. Su sabor: sin más. El Dia no ha triunfado.

—Rocío, en este caso, ¿con cuál de los dos panes de Dia te quedarías?

—Pues en este caso, pienso que según el gusto del consumidor, ya que han empatado tanto en su calificación, ambos suspensos, como en su precio. Así que lo dicho, según el gusto del comprador.

A la izquierda, el pan de molde integral de 'El Molino de Dia' y, a la derecha, el blanco de la misma marca. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Carrefour

La tercera parada de la ruta por los supermercados para comprar panes de molde la hacemos en Carrefour. En este supermercado de origen francés, de hecho, aprovechamos para comprar el pan integral de la marca Bimbo, ya que en el Dia no estaba disponible. Su precio: 1,25 euros. Pero, a lo que realmente fuimos a Carrefour es a adquirir los de su marca blanca. Así que pasamos por caja y pagamos 0,95 euros por el pan de molde blanco de 820 gramos y 0,76 euros por el integral de 460 gramos. ¿Su valoración? Rocío nos cuenta:

Rocío lee la composición nutricional de los diversos panes de molde. En este caso, del integral de Carrefour. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—El pan de molde blanco de Carrefour tiene una esponjosidad que, aunque no llega a ser la del blanco de Bimbo, está más o menos conseguida en el tacto. Visualmente, sin embargo, no se aprecia. Su olor es excesivamente plano, aunque es cierto que huele más a harina que otros panes blancos analizados. Y, de sabor, no es tan seco como los anteriores —en referencia a los de Mercadona y Alcampo—.

Pero, el integral de Carrefour no tiene nada de esponjosidad. Ni visualmente ni el tacto. El olor, nuevamente, es muy neutro. Y de sabor… de sabor… ¡no es nada agradable! Deja un retrogusto como avinagrado, quizá provocado por los conservantes que lleva o, incluso, por los correctores de acidez que tiene. No me ha gustado nada.

—Rocío, ¿cuál te llevarías a casa entre el pan de molde blanco y el pan integral de Carrefour?

—Aunque tampoco me haya encantado, claramente escogería el blanco, ya que el integral de Carrefour tiene un sabor muy malo. De momento, es el peor de todos los integrales probados —y así quedará en el ranking, como el peor de los siete integrales—.

A la izquierda, el pan de molde blanco de Carrefour y, a la derecha, el integral del mismo supermercado. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Lidl

Cada vez nieva más. Menos mal que vamos en coche. Es el momento de ir a Lidl a comprar sus panes de molde de marca blanca para que Rocío los pueda probar y valorar. Por ello, pasamos por la caja del supermercado alemán y nos llevamos el pan de molde blanco de Lidl, comerciado bajo la marca La Cestera, cuyo valor es 0,89 euros el paquete de 820 gramos. Su homólogo integral —del mismo peso— saldrá a 0,92 euros. ¿Valdrán la pena esos tres céntimos de diferencia? Rocío prueba y valora:

Rocío come el pan de molde blanco de Lidl y lo degusta de cara a la valoración. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—¡Qué diferencia entre este integral y el resto, por lo menos al tocarlo! Es el primer integral esponjoso. El blanco, sin embargo, no es tan esponjoso al tacto, pero visualmente sí tiene alveolos [agujeritos]. De olor... huele a fresco y no me desagrada. Me huele mejor que todos los anteriores [hasta ese momento sólo faltaba el de Aldi]. Pero, al partirlo se ve que no es tan tierno, como otros. Y de sabor, parecía más de lo que iba a ser, me ha decepcionado un poco . Tiene el mismo sabor neutro que los demás.

Pero, volviendo al integral, es el más esponjoso. Los demás no han tenido esta textura. De olor, huele un puntito más a integral que los demás. Y, de sabor… Dentro de lo que cabe no está mal, está bastante conseguido. De los integrales es el que mejor sabe.

—De los dos panes de molde de Lidl, ¿cuál te llevarías a casa?

—El integral, sin duda, de hecho lo voy a aprobar —este será el único pan de molde de la cata que aprobaría—. Me ha sorprendido mucho, aparte del sabor conseguido, la esponjosidad que tiene, pues no es fácil conseguirla con la harina integral.

A la izquierda, el pan de molde integral de 'La Cestera', la marca blanca de Lidl. Y, a la derecha, su homólogo blanco. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Aldi

Para llegar a Aldi —y a Alcampo—, los dos últimos supermercados que nos quedan por visitar, ya tenemos que ir a otro municipio de la Comunidad de Madrid. La nieve se intensifica y por la carretera vemos que ya está cuajando. Una vez llegamos al supermercado de origen alemán, acudimos a su sección de panadería. Allí encontramos tanto el pan de molde blanco como el integral. Sendos paquetes de El Horno de Aldi de 820 gramos, nos salen, cada uno, a 0,92 euros. ¿Qué le parecerán a Rocío?

Rocío olfatea una rebanada de pan durante una entrevista concedida el primer día de las nevadas en Madrid. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—Visualmente, el pan de molde blanco de Aldi se ve esponjoso, ya que se aprecian los alvéolos [agujeritos], pero al tacto cambia la cosa: está duro y se nota poco fresco. Tiene una textura mazacote. Su olor es neutro. Y, al probarlo, siento que la miga está bastante seca. Sí, con la saliva se humedece, pero es seco y su sabor no tiene nada destacable. Sabe a pan de molde, sin más.

La rebanada integral del pan de molde de Aldi, no obstante, no es nada seca. Visualmente, es muy parecida a todos los panes integrales, pero a este le veo más tracitas y pintitas propias de la harina integral. También me huele muy bien. Me gusta su olor. Huele a fresco. Pero, su sabor, me ha decepcionado, ya que deja retrogusto que no esperas, excesivamente amargo.

—En los de Aldi, Rocío, ¿prefieres el blanco o el integral?

—En este caso el blanco. De hecho, lo voy a calificar mejor. Aunque la textura no me ha gustado, su sabor era normal. Decente. Algo que no ha ocurrido con el integral, pues el retrogusto que deja al saborearlo es amargo y, por ello, le ha bajado la clasificación.

A la izquierda, el pan de molde blanco de 'El Horno de Aldi' y, a la derecha, su homólogo integral. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Alcampo

Y, por fin, la última parada de la ruta por los supermercados para comprar los panes para nuestra particular cata la hacemos en Alcampo. Allí, cogeremos los panes de molde marca blanca de Auchan, la marca blanca de este supermercado de origen francés. El pan de molde blanco de Alcampo, de 1 kilogramo, cuesta 1,10 euros (es el formato familiar). Pero, el integral, de 600 gramos, vale menos. Concretamente, 0,92 euros. A ver qué opina de ellos la experta Rocío:

Rocío Romero, la experta, tocando una rebanada de pan para calificar su esponjosidad. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

—El blanco no lo veo esponjoso. Es como el de Mercadona: muy denso. Le faltan los alvéolos. En cuanto al olor, es verdad que sí que huele más a harina que los anteriores [hasta este momento, sólo había valorado el de Mercadona y el de Bimbo]. Y, de sabor, muy neutro. Le haría falta, quizá, un punto más de sal para potenciar el sabor. No sé, por textura y sabor, es el peor hasta el momento —y acabaría siendo el peor pan de molde blanco valorado en la cata—. El integral de Alcampo, por su parte, es muy seco y muy duro. Éste se podría usar como un frisbee.

—Vaya, una dura crítica. En este caso, ¿con cuál de los de Alcampo te quedarías?

—En este caso, la verdad, no me quedaba con ninguno de los dos.

A la izquierda, el pan de molde blanco de Auchan, la marca blanca de Alcampo y, a la derecha, el integral. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Top 3

Después de probar todas las rebanadas de pan de molde blanco e integral de seis supermercados y las de la marca Bimbo, Rocío tiene su veredicto. “En la categoría de panes de molde blancos, el mejor ha sido el de Bimbo por su esponjosidad. Algo que las marcas blancas no han logrado conseguir del todo, aunque alguna se ha acercado. Lidl sería, para mí, el segundo pan de molde mejor valorado por su buen sabor. Y, en tercer lugar, el de Aldi, que aunque su textura no me ha convencido, su sabor era decente”.

¿Y de los integrales? “De los integrales, tenemos al único pan de molde —de 14— que ha aprobado la cata: el de Lidl. Es el que me ha parecido mejor por su esponjosidad y sabor. Y, aunque no ha aprobado, el de Aldi integral ha sido el segundo mejor. Le ha bajado un poco la nota que sea tan seco en el paladar. Y, en tercer lugar, he colocado al del Dia. También me ha parecido algo seco”.

Los 14 panes de molde -7 blancos y 7 integrales- analizados por Rocío Romero, directora 'El Gusto es Nuestro'. Javier Carbajal EL ESPAÑOL

Pese a todo, los panes de molde que han salido perdedores para la experta Rocío, tras realizar la prueba son, por un lado, el de Alcampo en la categoría de blanco. Y, el de Carrefour, en la categoría de integral. En todo caso, la directora de El Gusto es Nuestro ha insistido en que, a pesar de los matices y diferentes calificaciones “por regla general son todos muy similares, ya que no hay que olvidar que, en el fondo, son industriales”.