Antonio Morcillo, también conocido como 'Tocino', miraba a sus muñecos y quería ser como ellos. Era un niño aún. Los Hyperman. Mazzinger Z. Todos, superhéroes musculados en forma de muñeco que han pasado por las manos de miles de críos. Algunos de ellos soñaron con esculpir así sus cuerpos. Quién sabe si llegar a lo más alto en el mundo del culturismo. Entre ellos se encontraba Antonio, padre de 5 hijos y Policía Local en Villanueva de la Serena (Badajoz). Él lo ha conseguido.

Noticias relacionadas

Tener la figura perfecta conlleva un trabajo arduo. Por ello, se puso manos a la obra cuando aún no levantaba unos palmos del suelo. Tenía 13 años y se inmiscuyó en el mundo del culturismo natural. "Había gente que no lo entendía porque era muy pequeño y lo criticaban", dice. A los 15 ganó su primer campeonato junior.

Inimaginable casi era por entonces para ese pequeño atleta soñar con lo que Antonio consiguió en la Copa de España hace escasas fechas. A sus 43 años, ha logrado el carnet de Profesional. Con él en el bolsillo, irá a competir a la cuna del culturismo, Estados Unidos.

Es un trabajo duro para el que no todos están preparados. "Dieta y ejercicio", defiende. "Ese es el camino".

Villanueva de la Serena (Badajoz), su localidad, le ve despertarse a diario a las 5 de la mañana. Al otro lado de la cama deja a su mujer, actualmente embarazada de gemelos. "Llegan la semana que viene, el martes", adelante en conversación con EL ESPAÑOL. Esto complicará un poco sus planes de entrenamientos, aunque con el apoyo de la familia podrá mantener la rutina: lo primero es correr en ayunas.

Tras las primeras carreras, el desayuno es fundamental. Lo pesa todo. Su receta en todo momento es "dieta y ejercicio". No se cansa de repetirlo. Nada de productos químicos. "Se ve a simple vista quién hace esas cosas. Tú a mí me ves con un chándal y piensas que soy deportista, pero nada más", dice. "Aquí no vamos a encontrar los musculazos exagerados. Yo mido 1.76 o 1.77 y no llego a talla peso. El culturista que esté por encima de su talla está demostrando que no es natural", comenta. 

Durante la conversación deja claro que lo suyo es el culturismo natural. Lo recomienda en las clases de instituto a las que va a impartir charlas y se lo dice a los niños: "Dieta y ejercicio. Ese es el único camino". 

Aquí no se llega rápido a ningún sitio. Se necesita constancia. Un día. Otro. Y otro más. Así lleva tres décadas el 'poli cachas', como le llaman algunos en el lugar. El objetivo es ser un trabajador incansable. "Esto es muy duro". Antonio se considera "una hormiguita".

A las 7 de la mañana, Antonio Morcillo 'Tocino' llega a su puesto de trabajo. Allí permanecerá hasta las 15 horas. Es Policía Local, por lo que su trabajo es exigente con su cuerpo. Los compañeros le apoyan. "Soy un policía normal. Nadie nota con el uniforme que hago culturismo natural. Tampoco quiero aparentarlo ni nada", recoge. "Yo llevo 18 años en mi trabajo, me conocieron así y me dicen que soy muy cabezón, que sigo y sigo; que llegaré donde me proponga". 

Acaba de conseguir abrir las puertas de la cuna del Fitness, Estados Unidos. Los jueces le han otorgado el título de profesional tras años compitiendo. A pesar de tener hasta 8 campeonatos de España, 2 mundiales y un título Steve Reeves -el máximo trofeo en el mundo del culturismo natural-, hasta ahora era 'amateur'. "El 'pro' -carnet de profesional- te lo dan los jueces cuando ven que tu cuerpo está perfectamente moldeado y cumples una serie de medidas", afirma. Es el primer extremeño que lo logra. Lo hizo junto a otros 9 participantes españoles. 

Tras conseguirlo, sueña con ir a Estados Unidos. "Va a ser un trabajo largo, pero quiero ir allí", afirma. ¿Cuándo? "No lo sé, quiero prepararme e ir hasta allí cuando sepa que van a decir: viene pisando fuerte". Mínimo necesitará dos años.

A sus 43 años, Antonio no se ve mayor para competir. En el mundo del culturismo femenino, tienden a tener un hándicap psicológico por el paso de los años, ¿no le pasa a usted? "Al revés, me veo mejor que con 23. El cuerpo es como las esculturas que hacían los antiguos griegos. Tienes que ir tallándola con tranquilidad. El culturista natural es como una estatua. La figura la vas puliendo y la vas marcando poco a poco. Ahora estoy más preparado que entonces".

Además, tampoco ve la fecha de su retirada. "Siempre he dicho que cuando deje el culturismo no estaré en la faz de la tierra. Mi idea siempre es superarme a la preparación anterior", reconoce. 

No parece que le guste presumir. Sólo lo hace de apodo: 'Tocino'. "Lo llevo muy orgulloso porque es un apodo familiar, un apellido perdido", dice. No tiene mayor historia.

La importancia de la familia

Todos los que practican el culturismo hablan de la importancia de la familia. El apoyo a lo que hacen es fundamental para continuar con los ejercicios físicos y la dieta, que se hace pesada por días. El caso de Antonio, además, es peculiar.

Hace años que conoció a su mujer, Toni. Por entonces, él ya practicaba culturismo. Ella se iba adaptando, hasta que entró en la competición. Toni es jueza de competición internacional de culturismo natural y ayuda a preparar a Antonio sus participaciones en los campeonatos. "Siempre me apoya y viene conmigo a todas. Cuando compito, antes de salir, hace las veces de entrenadora conmigo", narra.

Antonio llega a diario a las 15 horas a casa, después del turno. Allí continúa con su dieta y atiende a su familia. Por el momento, está compuesta por él y su mujer, además de sus tres niños: Antonio (21 años), Paola (14) y Celia (3). El próximo martes, si cumplen con las fechas previstas, formarán parte de la familia también los gemelos Juan y Álvaro.

¿Cómo lo compaginará todo a partir de ahora? Dice que le será fácil. Tiene montado el gimnasio en su propia casa. Más allá del narrado anteriormente no responde a horarios. "Tendré que adaptarme, pero mi vida seguirá igual. Tener el lugar de entrenamiento en casa me ha venido muy bien", reconoce.

Cuestionado acerca de su preparación y de cómo gestiona las emociones sin un entrenador, Antonio responde: "Siempre me he llevado a mí mismo. Tengo mi gimnasio en casa y alguna vez viene algún amigo. El apoyo psicológico lo tienes que tener en casa".

Por el momento, seguirá con sus propias rutinas. El próximo 17 de octubre acudirá a Liria (Valencia) al Campeonato de España. Más adelante, en noviembre, tiene la cita mundialista en Madrid. Se preparará con el apoyo de la familia y con el secreto empleado hasta ser profesional: "Dieta y ejercicio".