La Guardia Civil continúa con su lucha sin descanso contra el narcotráfico en el sur de España. Tras la detención ayer de Antonio Tejón, líder del clan de 'los Castañas' y considerado el mayor traficante de hachís de la comarca gaditana del Campo de Gibraltar, el Instituto Armado prosigue este martes con la 'Operación Dismantle'. Fuentes oficiales del cuerpo explican a EL ESPAÑOL que hay desplegados 400 agentes en distintos puntos de cuatro provincias andaluzas: Sevilla, Cádiz, Málaga y Huelva.

Noticias relacionadas

La 'Operación Dismantle' engloba alrededor de 40 registros y un total de 32 detenciones, entre ellas la de Antonio Tejón. Hay más de 140 personas investigadas, algunas de ellas en busca y captura. Con este macrooperativo que supera ya las 24 horas de duración se busca debilitar al máximo al clan de 'los Castañas', encabezado por el citado traficante y su hermano, Francisco Tejón, que se encuentra preso.

Los cuerpos policiales sostienen que llegaron a controlar el 70% del hachís que entraba por el sur de España procedente de Marruecos. La Policía Nacional les acusa de tener una fortuna de entre 20 y 30 millones de euros ocultos en zulos. 

A última hora de este lunes Antonio Tejón se acogió a su derecho a no declarar. Se prevé que la Guardia Civil apure el plazo máximo de 72 horas de detención policial antes de ponerlo a disposición judicial. La causa, sobre la que pesa el secreto de sumario, la instruye el Juzgado de Instrucción número 5 de Algeciras (Cádiz). 

Los investigadores policiales le acusan de la presunta comisión de delitos como contrabando, contra la salud pública, atentado, desobeciendia ante la autoridad y liderar una organización criminal.

Fuentes consultadas por este periódico explican que Antonio Tejón bromeó tras escuchar de qué se le acusaba: "¿No hay ningún muerto que meterme?".

Desde el pasado 4 de julio, cuando recobró la libertad con cargos previo pago de una fianza de 12.000 euros, Tejón acudía cada 15 días a comparecer en los juzgados de La Línea, su ciudad natal, para cumplir con las medidas que le impuso la titular del Juzgado número 4 de Algeciras.

Este lunes, cuando se disponía a acceder a sede judicial para certificar que no se había fugado, varios agentes se identificaron para proceder a detenerle. El traficante intentó huir a la carrera, aunque se le arrestó de inmediato.

Francisco Tejón, que se encuentra preso, y su hermano Antonio, de nuevo detenido. Son los líderes del clan de 'los Castañas'. EE

Un verano en libertad

El jueves 2 de julio, Antonio Tejón abandonaba la cárcel de Albolote (Granada). La Audiencia Provincial de Cádiz en su Sección de Algeciras lo dejó en libertad sin fianza. La decisión de la Audiencia llegaba después de que el 6 junio de 2020 la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de La Línea de la Concepción (Cádiz) prorrogase por un año la prisión provisional de Tejón tras cumplirse el plazo máximo de dos años de privación de libertad sin que se le hubiera juzgado por una causa pendiente que él y su hermano tienen por un alijo de hachís. 

La letrada de Antonio Tejón, Sara Borrego, recurrió el auto que autorizaba la prórroga. La Audiencia de Cádiz le dio la razón a la abogada del narcotraficante y decidió anularlo con el argumento de que la jueza linense carecía de competencias.

Pero el mismo día que abandonaba la cárcel granadina, la Guardia Civil acudió hasta el centro penitenciario para detenerle de nuevo. Antonio Tejón no llegó a poner ni un pie en la calle. Tras pasar dos días en los calabozos, la titular del Juzgado número 4 de Algeciras fijó 12.000 euros de fianza para él. El traficante pagó ese dinero a las pocas horas.

En esa causa se le acusa de cohecho impropio, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminalEn ella aparece como investigada la guardia civil Trinidad S. P.. La agente está acusada de ayudar al narcotraficante a blanquear parte de su fortuna a través del taller mecánico de su compañera sentimental.

La Policía Nacional ya detuvo anteriormente a Antonio Tejón en La Línea. Fue el 7 de julio de 2018, tras estar 19 meses en fuga. Desde entonces, hasta julio de este año, había permanecido en la cárcel.