Emilio Martínez Guillén, concejal por Podem per Monóver-Compromís en la localidad de Monóvar (Alicante) -lugar de nacimiento de Azorín-, ha causado un gran revuelo en las redes sociales al subir una imagen suya desnudo. Un amigo le hizo la foto recién levantado y él, que se reconoce impulsivo, decidió publicar en Instagram su posado tal y como su madre le trajo al mundo.

Noticias relacionadas

El teniente de alcalde de Bienestar Social, Mercado, Comercio Local y Medios de Comunicación asegura que subió la foto con una única intención: plasmar el juego de luces y sombras que la ventana proyectaba sobre su cuerpo.

“Es un fotón”, dice en el Diario Información, que ha sido quien se ha hecho eco de la noticia. Afirma Martínez Guillén que sólo quería “exaltar la dimensión artística de la imagen, pero sin buscar provocaciones ni tratar de faltar el respeto a nadie”.

Los problemas llegaron con la interpretación de la foto que hicieron algunos internautas. Fue subida el pasado lunes, el mismo día en el que se celebraba la misa funeral por los fallecidos por coronavirus en España, en la catedral de la Almudena. Eso hizo que los más conservadores pensaran que era una provocación.

Martínez Guillén asegura que no tiene “miedo ni nada que ocultar. Creo que la desnudez es bonita y respeto las opiniones de todo el mundo pero mi intención no ha sido, en ningún momento, herir susceptibilidades ni burlarme de ninguna persona ni de ningún colectivo. Quien me conoce sabe que no es mi estilo”.

El teniente de alcalde afirmó a Diario Información: “Los fallecidos y sus familias cuentan con todo mi respeto y consideración. Mi pareja murió hace dos años, después de estar juntos 36, y nadie me va a dar a mi lecciones de cómo llevar un duelo. Yo he estado al frente de las áreas municipales más castigadas por la pandemia, luchando contra el virus en la trinchera desde el primer día. Así que de eso tampoco me va a dar nadie lecciones”.

La foto apenas estuvo unas horas en la red. Un usuario denunció la publicación, que fue borrada por Instagram. Era consciente de que esto traería cola. En sus declaraciones concluyó: “Sabía que se armaría revuelo pero creo que, de vez en cuando, hace falta reivindicar valores como la libertad personal frente al peligroso brote homófobo que se está esparciendo en la actual sociedad”.