La crisis del Covid-19 ha traído consigo muchas situaciones de dolor para las familias. En unas ocasiones por no poder despedirse de las personas cercanas tras su fallecimiento. En otras, por la distancia de los miembros de una familia que no han podido reencontrarse. En Murcia, sin emabrgo, una niña de seis años llamada Camelia Maroto pide ayuda para que su padre, residente en Puyo (Ecuador), pueda venir a España para acompañarla. Se encuentra sola, junto a su madre, y desde hace cuatro años padece de cáncer, que en este momento está en una fase avanzada.

Noticias relacionadas

La niña, ingresada en el Hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia), ha comenzado a recibir un tratamiento de cuidados paliativos para aliviar el dolor que produce su enfermedad. Su madre, Jenny, de 33 años, no se separa de su única hija y espera que su marido, Gabriel, pueda venir desde Ecuador para estar con ellas. Una circunstancia que ha sido imposible a causa de que los viajes internacionales están restringidos por la pandemia del Covid-19.

La niña, en este momento, “está con tratamientos para el dolor y con antibióticos por una infección. La están atendiendo muy bien, pero la leucemia está muy avanzada, y ya no se puede hacer nada más”, explica Jenny, desde la habitación del hospital, al diario murciano La Verdad. Y es que el avanzado estado de la enfermedad ha provocado una carrera contrarreloj para que su padre, Gabriel, pueda venir desde el país latinoamericano para estar con su hija.

La pequeña Camelia, jugando.

Pese a que la niña habla con su padre por videollamada, la desesperación de Gabriel va en aumento puesto que no consigue vuelos, ya que, al menos, hasta el 15 de junio las conexiones con otros países están restringidas, salvo para casos muy excepcionales. “Él le dice, entre lágrimas, que enseguida estará a su lado, que la espere”, explica Jenny en el citado periódico murciano. Y es que esperan que su caso pueda ser catalogado como excepcional por las dramáticas circunstancias.

La niña más valiente del mundo

La pequeña Camelia, definida por sus padres como “la niña más valiente del mundo”, necesita ver a su padre. De ahí que Jenny haya solicitado auxilio en la cadena Ser. “Necesito un vuelo para que mi esposo pueda venir ya a ver nuestra única hija. Mi hija necesita ver a su padre y él a ella”, decía esta madre en la emisora.

Camelia, a pesar de que está “adormecida por los calmantes”, sigue despierta y habla cada día con su madre, a la espera de que Gabriel pueda venir para despedirse. Fuentes del Asociación de Familiares de Niños con Cáncer de Murcia (AFACMUR) cuentan a EL ESPAÑOL que “el padre, con ayuda de la tía de Camelia, está gestionando el vuelo para que pueda realizar”, pero que no será fácil. Por ello, la familia de la menor solicita ayuda.

La niña Camelia, jugando con su madre, Jenny.

Y es que Gabriel espera poder acogerse a al menos dos de las salvedades que ha previsto el Gobierno de España desde el pasado 27 de marzo para la inmigración de los viajeros internacionales. En el BOE se refleja que es posible no denegar la entrada desde el extranjero a las personas que viajen “por motivos familiares imperativos debidamente acreditados” o, también, a “personas que acrediten documentalmente motivos de fuerza mayor o situación de necesidad, o cuya entrada se permita por motivos humanitarios”.

La barrera del virus

“Él pudo venir diciembre a verla e igualmente pasamos momentos duros en la Unidad de Cuidados Intensivos, pero ahora estamos pasando por momentos aún más difíciles y precisamente no puede viajar”, narraba Jenny en la radio. Y es que España ha cerrado sus fronteras, al menos, hasta mediados de junio salvo por determinadas causas como puede ser la repatriación de ciudadanos españoles o las arriba mencionadas.

La familia de Camelia espera que Gabriel pueda acogerse a esas excepciones y poder cumplir el deseo de su hija de verlo. Por el momento, esta familia no ha podido contactar con el Consulado de España en Ecuador, para poder gestionar el viaje de este padre. Una trayecto que se antoja difícil, ya que este país -junto al resto de América Latina- es, en este momento, el epicentro de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un selfie en el que salen Gabriel, Jenny y Camelia.

En Ecuador, por ejemplo, actualmente hay 38.103 personas diagnosticadas con el coronavirus Sars Cov-2 y 3.275 muertos a causa de la enfermedad que provoca. Por ello, las compañías miran con lupa a América Latina y sus vuelos comerciales se encuentran muy restringidos. Un hándicap adicional al que Gabriel se está enfrentando para volver a Murcia, el lugar donde le espera Camelia, su pequeña de seis años.

Información sobre el coronavirus: