Cuando el coronavirus ya rondaba el ambiente, y la alerta era real —aunque no con la fuerza de las últimas veinticuatro horas—, Vox hizo este domingo una demostración de fuerza más: citó a sus simpatizantes y afiliados en el madrileño recinto de Vistalegre y a su llamada acudieron 9.000 personas. Besos, saludos, apretones de manos.

Noticias relacionadas

Ahora, apenas dos días más tarde, asumen el “error”: su secretario general, líder del partido en el Ayuntamiento de Madrid y diputado nacional, Javier Ortega Smith, ha dado positivo por covid-19.

El miedo al contagio existía desde la organización, según desvelaban fuentes del partido de extrema derecha en las horas previas a la congregación. Desde la dirección del partido se había pedido a los militantes que padecieran algún tipo de enfermedad previa o crónica que no acudieran y siguieran el acto por streaming. Pero mantenían su cita: aseguraron que "la falta de claridad del Gobierno" les había situado ante la "disyuntiva" de suspenderlo y "contribuir al alarmismo" o continuar, tomando "las precauciones que están en su mano".

Foco en primera fila

Lo que no podían prever es que el foco ya estaba dentro, y sentado en primera fila. Ortega Smith se dejó querer por las masas y correspondió al afecto que le mostraron, aunque ya tuviera algunos síntomas, como la tos, tal y como se puede observar en los vídeos distribuidos por el equipo de comunicación del partido.

De hecho, se tomaron varias imágenes en las que Ortega Smith aparece con un pañuelo en la mano.

Llegó, besó, intervino, aplaudió, se hizo fotos. Nada parecía augurar que este mitin fuera a ser diferente a cualquier otro. Allí estaba la plana mayor de Vox: Santiago Abascal, el propio Ortega Smith, Rocío Monasterio, Iván Espinosa de los Monteros, Macarena Olona, Jorge Buxadé, Manuel Mariscal… No faltaba nadie. Todos sentados uno al lado de los otros.

Por ello, la formación pide ahora, una vez el secretario general está infectado, que "se suspendan las sesiones parlamentarias" de forma inmediata para evitar la propagación del virus.

Incubación de 5 días

Así, y según los datos conocidos de la enfermedad y las últimas investigaciones publicadas al respecto, Ortega Smith se encontraba en el apogeo del periodo de incubación del covid-19. En la actualidad se estima que la duración media del período de incubación es de 5,1 días, según el trabajo que publican investigadores de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health en la revista Annals of Internal Medicine.

Esta mediana de tiempo entre el contagio hasta el momento en el que se presentan los síntomas sugieres que la cuarentena de 14 días que se ha estado empleando en la mayoría de lugares, incluida España, para las personas expuestas al coronavirus es "razonable" según los autores. En el caso de Ortega Smith, no se cumplió.

Los análisis señalan que el 97,5% de las personas que desarrollarán los síntomas asociados al covid-19 lo harán dentro de los 11,5 días a partir del momento de exposición. Los investigadores determinaron también que por cada 10.000 pacientes que pasen 14 días en cuarentena, solo unos 101 desarrollarán los síntomas una vez superado este período. También las personas que asistieron a Vistalegre III.

[Más información: El enigma Ortega Smith, el falangista soltero que solo ganaba 23.000 euros: ¿por qué cae tan mal?]