Da igual que le nombrara el presidente del Gobierno, que acabara de llegar al cargo y que sus consejeros avalaran su gestión. Al final no se pudo sobreponer a la vicepresidenta. El presidente de la empresa pública Red Eléctrica, Jordi Sevilla, ha presentado su dimisión este martes. ¿El motivo? Sus discrepancias con la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera. Él quería cambiar el perfil estratégico de la empresa mientras que ella quería que la empresa se centrara en lo de siempre. Al final le ganó la partida Ribera. Y, con su dimisión encima de la mesa, Sevilla dice adiós, casi heroicamente, a un sueldo de medio millón de euros. Lo hace además prescindiendo de la indemnización.

Noticias relacionadas

Con su renuncia, Jordi Sevilla dejará de percibir una de las retribuciones más altas de las empresas públicas. Por su cargo de presidente de Red Eléctrica, al que accedió a mediados de 2018 después de que Pedro Sánchez llegara al Gobierno, le correspondía un salario bruto anual de aproximadamente 500.000 euros. Esto es mucho más de lo que cobra el propio presidente del Ejecutivo, cuyo salario asciende a 84.000 euros, y también de lo que ingresa Teresa Ribera, que tiene un sueldo de 77.991 euros. Por ello, el puesto de Sevilla es uno de los más cotizados. Pero no el único.

EL ESPAÑOL ha recogido, en los distintos portales de Transparencia, los sueldos de los otros cinco altos cargos que más cobran a final de año. Todos tienen en común varios elementos: son presidentes de empresas públicas, son nombrados por Pedro Sánchez, son hombres y todos tienen unos sueldos anuales que superan los 200.000 euros brutos, es decir, que cobran como mínimo 15 veces el Salario Mínimo Interprofesional, que recientemente se ha establecido en 950 euros mensuales.

Jordi Sevilla, hasta ahora presidente de Red Eléctrica. Deusto

Hay que puntualizar que si alguien con el puesto de Jordi Sevilla se lleva una retribución tan alta es para que sea competente respecto a otros sueldos de empresas privadas del mismo sector. Es decir, si cobrara menos que el de una empresa privada, la pública correría el riesgo de sufrir el transfuguismo de sus altos directivos. Y esto hace que caer en un puesto de estas características no deje de ser un premio. Cada vez que cambia el Gobierno, cambian los nombres de la presidencia de dichas entidades y se otorga a alguien políticamente afín y que además haya participado de alguna forma con el partido.

Este es el caso también de Jordi Sevilla, quien fue ministro de Administraciones Públicas entre los años 2000 y 2007, con José Luis Rodríguez Zapatero, y gurú económico de Pedro Sánchez antes de entrar en el Gobierno. Sevilla ocupaba el cargo de presidente de Red Eléctrica sustituyendo a José Folgado. Popular, Folgado había ejercido desde 2012 y, antes de que le nombrara Mariano Rajoy había sido alcalde de la localidad madrileña de Tres Cantos. En ese turnismo, Folgado sustituyó a Luis Atienza (que estuvo al frente de 2004 a 212) y que ejerció como ministro de Agricultura durante el Gobierno de Felipe González.

SEPI (220.000 euros)

El que sigue a Jordi Sevilla en la lista de mejores sueldos en la empresa pública a Jordi Sevilla es Bartolomé Lora Toro, presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La entidad empresarial pública depende del Ministerio de Hacienda, cuya cartera regenta la también portavoz María Jesús Montero, y es la encargada de gestionar las participaciones empresariales de titularidad pública, las de Red Eléctrica y Correos entre otras.

Bartolomé Lora Toro, presidente de la SEPI. SEPI

Por su cargo, Lora Toro deberá recibir alrededor de 220.000 euros al finalizar este 2020. No los recibió en 2019 ya que se incorporó al puesto en octubre de 2019. Hasta entonces vicepresidente del SEPI, Lora Toro accedió a la presidencia después de que dimitiera el presidente anterior, Vicente Fernández Guerrero. Lo tuvo que hacer debido a que se estaba investigando un delito de prevaricación y tráfico de influencias mientras Guerrero era interventor de la Junta de Andalucía bajo el gobierno de la socialista Susana Díaz.

El nombramiento de Lora Toro no se trató de un premio tan evidente, ya que ya era vicepresidente durante el Gobierno de Mariano Rajoy pero Sánchez le ratificó en el puesto el 4 de octubre. Ahora, con sus 220.000 euros anuales cobra tres veces más que la ministra Montero, de la que depende, cuyo salario está en 73.211 euros anuales.

Loterías (213.853 euros)

El siguiente en esta lista es Jesús Huerta Almendro, presidente de Loterías y Apuestas del Estado, cuyo salario asciende a 213.853 euros brutos al año. Como evidencia de que todo queda en casa, Huerta Almendro fue director general de Presupuestos en la Junta de Andalucía con Susana Díaz antes de entrar a presidir Loterías. Es decir, ocupaba el mismo cargo que en su momento ocupó la propia ministra María Jesús Montero. Ahora depende de ella y cobra casi tres veces más.

Jesús Huerta Almendro, presidente de Loterías y Apuestas del Estado. Loterías

Huerta Almendro fue nombrado para sustituir a Inmaculada García al poco de que triunfara la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy. Comparte esta característica con la mayoría de los cargos de esta lista: todos o casi todos fueron nombrados a mediados de 2018 con el cambio de Ejecutivo. De hecho, el Portal de Transparencia publica los datos de las retribuciones a año vencido y, como cambiaron a mitad de 2018, hay que tener en cuenta los sueldos de 2017 ya que los de 2019 no se han actualizado en muchos casos.

Ensa (212.029 euros)

Uno de los más desconocidos pero no por ello con un sueldo menor es José David Gomila Benítez. El presidente de Ensa, empresa pública dedicada a la fabricación de componentes nucleares, cobra 212.029 euros anuales. Gomila Benítez fue nombrado en las Navidades de 2018 sustituyendo a Eduardo González-Mesones.

González-Mesones llevaba seis años en el cargo, todos bajo el Gobierno de Mariano Rajoy. Fue sustituido por su claro perfil popular aunque su sucesor, Gomila Benítez, tampoco tiene una vinculación clara con el PSOE como sí que la tienen el resto de sus compañeros premiados por el partido con un buen sueldo.

Grupo Enusa (209.576 euros)

El presidente del Grupo Enusa, José Vicente Berlanga Arona, cobrará un salario de aproximadamente 209.576 euros. Todavía no se ha hecho público lo que ingresó en 2019, ya que los datos se ofrecen a año vencido y todavía no se han actualizado. Esta cifra se ha calculado sumando el salario de su antecesor, José Luis González Martínez, que cobró 142.794 euros del 1 de enero al 22 de julio de 2018 (cuando fue destituido) y los 66.782,20 euros que cobró Berlanga Arona desde su nombramiento en julio hasta diciembre.

Enusa es una empresa que tiene dos ramas de negocio: la energía nuclear y la conservación del medio ambiente. Está participada tanto por el Ministerio de Hacienda como por el antiguo Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Ahora, con la separación de la cartera, Berlanga Arona cobra más que el ministro de Ciencia, Pedro Duque, y el de Universidades, Manuel Castells, juntos. Los dos ministros cobran 146,422 entre ambos, muy lejos de los 209.576 de Berlanga Arona.

Correos (200.126 euros)

Rozando y por poco no superando la meta de los 200.000 euros anuales está Juan Manuel Serrano Quintana, el presidente de Correos. Pero llega. Su salario bruto es de aproximadamente 200.126 euros. Quintana fue asesor de Pedro Sánchez hasta que fue sustituido como mano derecha del presidente por el ahora todopoderoso Iván Redondo.

Su nombramiento fue muy criticado porque se interpretó como una colocación a dedo en toda regla. Serrano Quintana llevaba desde 2014 al lado del presidente Sánchez y su nuevo puesto se leyó como una recompensa. Gracias a su cercanía pasaba a entrar en el Olimpo de los cargos de las empresas públicas con muy buen sueldo. El suyo ahora supera incluso el de Iván Redondo. Este último, tras ser nombrado Jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, podría colocarse en un salario anual de 110.602 euros, muy por debajo de lo que cobra Serrano Quintana.

Juan Manuel Serrano junto a Pedro Sánchez en una foto subida a las redes sociales.

En esta lista de altos cargos y altos salarios faltaría por incluir el del presidente o presidenta de la corporación Radiotelevisión Española. Sin embargo, todavía no se ha nombrado a nadie para ocupar el cargo, que llevaría consigo 201.367 euros brutos. En sustitución, las funciones las está ejerciendo Rosa María Mateos como Administradora Única y que, como es un cargo temporal, conlleva unas retribuciones de 10.405 euros mensuales. El presidente del Gobierno está esperando a que se desbloquee la situación para nombrar a alguien, pero aquí no va a ser tan fácil como el resto de premios: esto sí que tiene que pasar por el Congreso de los Diputados.