Un juzgado de Valencia está investigando a un hombre, de 33 años y militar de profesión, por presuntos abusos sexuales a varios menores. El hombre, que es también entrenador de fútbol, fue denunciado por su mujer después de que esta encontrara en una mochila numerosas prendas de ropa interior infantil. El presunto pederasta fue detenido el día de Navidad y ya ha quedado en libertad por orden de la juez de Instrucción que lleva la causa. Todavía está pendiente el análisis de las prendas, así como de varios dispositivos que también se encontraron en el macuto. 

Noticias relacionadas

La detención del supuesto pedófilo, militar con destino Valencia, fue posible después de que su mujer lo denunciase al encontrar cerca de veinte calzoncillos de niños, de entre 9 y 12 años. También, encontró pendrives que, según la mujer, podrían contener pornografía infantil. La denuncia interpuesta por la mujer en la comisaría de la Policía Nacional de Valencia propició la detención del hombre, quien había intentado colarse en su propia casa durante la Nochebuena pasada, al descolgarse de la azotea. Fue su esposa quien le obligó a marcharse de casa tras encontrar el mencionado material

Como apunta Levante-EMV, la mujer del militar llamó al 091 de la Policía Nacional, que envió un coche patrulla al domicilio de la pareja esa misma noche. Tras entrevistarse con ella y ver lo que había encontrado, ella formalizó la denuncia en la comisaría de la localidad. A la mañana siguiente, día de Navidad, agentes de la Policía Judicial apresaron al sospechoso cuando intentaba regresar a la casa que compartía con su esposa. El presunto pederasta fue trasladado a la inspección central de guardia, donde se le instruyeron diligencias por un presunto delito contra la libertad sexual, y el caso pasó a manos del grupo de Menores de la unidad de atención a la familia y a la mujer (UFAM), tal y como publica el citado medio. 

El hombre ya se encuentra en libertad provisional -desde el pasado 27 de diciembre- tras comparecer ante el juzgado de guardia. Todavía la Policía tendrá que analizar el contenido de los pendrive y de los otros dispositivos electrónicos que había dentro de la mochila. También, los calzoncillos de los menores han sido enviados al laboratorio de ADN de la Jefatura Superior de Policía de Valencia para averiguar si se encuentran restos biológicos del arrestado. 

Del mismo modo, el hombre ha sido apartado de manera cautelar del club de fútbol donde prestaba servicios como entrenador desde hacía unos meses, perteneciente al municipio de l'Horta.