La batalla entre los Quer sigue en pie y sin cuartel. Uno de sus últimos incidentes se produjo a las puertas del Juzgado de Majadahonda entre la madre y su hija Valeria. Diana López-Pinel denunció a su exmarido por violencia de género, tras una discusión entre ambos, donde la mujer aseguró que este le había cogido por el cuello y le había intentado atropellar. Juan Carlos Quer fue detenido y contó en todo momento con el apoyo de su hija Valeria. Algo que propició un fuerte enfrentamiento entre madre e hija. 

Noticias relacionadas

Diana López-Pinel ha asegurado en Espejo Público que teme por la vida de Valeria: "He visto a mi hija con muchas drogas". Además, ha afirmado que está muy preocupada por la estabilidad de su hija: "No entiendo cómo su padre, sabiendo como está, le paga un piso". En menos de quince días, la familia Quer se tendrá que ver las caras -de nuevo- en el juicio contra 'El Chicle', el acusado de acabar con la joven Diana Quer en la Pobra do Caramiñal el pasado agosto de 2016. "Yo no necesito suerte, necesito justicia", ha apuntado Diana López-Pinel.

La guerra de los Quer; Valeria, en el foco

Los cimientos de la familia Quer comenzaron a tambalearse con la desaparición de Diana, hace casi tres años. Un duro varapalo que hizo que la vida privada de los Quer fue sabido por todos. Tres meses después de que no se supiera nada de Diana, a la madre se le atribuyó "un presunto delito de malos tratos en el ámbito doméstico". En el auto se entiende que tanto Valeria como Diana fueron abandonadas por parte de su madre, debido a sus problemas. El padre de Diana apuntó a Espejo Público que la decisión de la juez había llegado "demasiado tarde" y afirmó que sus hijas "le habían llamado en señal de socorro". 

Valeria Quer, junto a sus padres.

Su hija Valeria siempre ha estado en el punto de mira. Diana López-Pinel ha explicado que teme por la vida de su hija y busca proteger a Valeria: "Yo lo que quiero es que tenga una estabilidad". Además, tampoco comprende las acciones de Juan Carlos Quer, su exmarido: "No entiendo cómo sabiendo el estado tan frágil en el que está nuestra hija le paga un piso". 

El 11 de mayo del 2016, Diana López-Pinel acudió a la comisaría de policía de Pozuelo de Alarcón para denunciar que su exmarido se había llevado a su hija mayor sin que le tocara -debido al régimen de visitas- y le prohibió comunicarse con ella. Cinco días después, Diana acudió a completar y ampliar la denuncia.

"Me parece gravísimo que alguien se invente algo que para mí no existe. Es gravísimo que aparezca esa denuncia sin que el supuesto autor del delito tenga conocimiento. Tomaré las medidas que correspondan para salvaguardar el honor de mi familia. Nadie podrá acreditar en ningún juzgado que yo haya recibido o haya firmado citación referida a la misma", afirmó Quer en su momento. 

La familia Quer ha protagonizado diversas polémicas desde que desapareciera Diana.

La última polémica se produjo hace dos semanas. Diana López Pinel, la madre de Diana Quer, se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Majadahonda para denunciar a su ex marido, Juan Carlos Quer. La madre de la joven de 18 años asesinada en agosto de 2016 por José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', le imputa un presunto delito de violencia de género. Juan Carlos Quer ha sido ya detenido y trasladado a dependencias policiales para explicar su versión de los hechos.