Un hombre de 72 años, con cáncer terminal, ha muerto por el brote de listeriosis en Andalucía. Se trata del segundo fallecido tras desatarse la alerta alimentaria, después de que el pasado martes falleciese una anciana de 90 años en el Hospital Virgen de Rocío de Sevilla. La mujer había comido carne mechada. 

Noticias relacionadas

Así lo ha confirmado el portavoz de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, José Miguel Cisneros, en una rueda de prensa en la que ha informado que el número de afectados por el brote de listeriosis, tras comer carne mechada de la marca 'La Mechá', ha subido a 186. 

El origen del brote: una mechadora

Los resultados preliminares del informe encargado por la empresa sevillana Magrudis SL -donde se originó el brote de listeriosis que ha afectado a casi dos centenares de personas-, apuntan a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos mechadoras, utensilios que se utilizan para mechar la carne.

Así lo han confirmado a Efe fuentes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que han incidido en que se trata de un resultado preliminar del informe y que ahora los inspectores de la Junta de Andalucía tendrán que valorar y verificar en paralelo estos datos en sus estudios, en los que se examinarán otros elementos de la fabrica donde se pudo originar la infección.

La Listeria monocytogenes es, en palabras de algunos expertos, la "gran bestia negra" de la industria alimentaria. Un microorganismo que puede resultar especialmente peligroso para algunos grupos de riesgo, que resiste condiciones extremas, y que además se adapta con facilidad a distintos ambientes. "La listeria es especialmente temida por su ubicuidad, su resistencia y su capacidad para formar biofilms (ecosistemas bacterianos en distintas superficies)", confirma Beatriz Robles, tecnóloga de los alimentos y especialista en seguridad alimentaria.

La empresa ha retirado todos los productos

La empresa ya ha retirado todos sus productos del mercado, tal y como confirmó Magrudis a este diario. El pasado miércoles comenzaron a retirar los otros cuatro productos que la empresa sevillana produce: la carne mechada con manteca ibérica, chicharrón andaluz, lomo al jerez y lomo al pimentón

Estos son los productos retirados.

La empresa que está detrás de la producción de 'La Mechá' es Magrudis. Ellos aseguran, en su página web, que se trata de una elaboración tradicional y artesanal y entre su catálogo se pueden encontrar productos como la carne mechada con manteca o el chicharrón andaluz. Al frente de la empresa se encuentra José Marín, el socio mayoritario y gerente de Magrudis.

Toda su comida está elaborada “sin aditivos ni conservantes”, aseguran desde la publicidad de la empresa. “Sólo las mejores carnes y especias, la calidad y el sabor puestos en su mesa”, añade el anuncio. Y es a través de las especias donde podría radicar el problema ya que podrían estar infectadas, según las primeras hipótesis.

Ancianos y embarazadas, los principales afectados

Una anciana de 90 años se ha convertido en la primera víctima mortal del brote de listeriosis detectado en Andalucía, según ha informado este martes el director de la unidad de infecciosos del hospital Virgen del Rocío portavoz de la Junta de Andalucía, José Miguel Cisneros. Según explicó en rueda de prensa, la fallecida había consumido carne mechada de la marca "La Mechá", origen de este brote, y formaba parte del "grupo de riesgo" de pacientes afectados por esta patología, según Cisneros.

Una de las mujeres que ha tenido que abortar por el brote de listeria es María Teresa. La joven estaba embaraza de cuatro meses; hasta ese momento todo iba bien en la gestación, pero en cuestión de tres días se torció por completo. Empezó con un dolor de cabeza. Después llegaron los vómitos, las fiebres altas, los temblores... y con ellos el peor de los finales: sufrir un aborto y perder a su hijo. ¿La causa? Haber tomado carne mechada de la marca La Mechá, contaminada por la bacteria de la listeria, en casa de su suegra.

María Teresa y José, los padres que han perdido a su bebé por el brote.

El caso de Tere, oriunda de Villanueva del Ariscal (Sevilla), se suma al de otras dos mujeres andaluzas que han tenido problemas en su embarazo a causa de la listeriosis que le produjo la ingesta de la carne. Una abortó y la otra tuvo un parto prematuro. En conversación con EL ESPAÑOL, Teresa relata el calvario que ha vivido junto a su marido, José; un proceso que ha durado más de 20 días en el Hospital de la Mujer de la capital hispalense.