La violación a una joven de 18 años ha sido, presúntamente, la última de sus fechorías, pero ni mucho menos la primera. De hecho, Mohamed S. es un viejo conocido de los ertzaintzas de Bilbao gracias a su largo historial de hechos delictivos. En los pasillos de la comisaría bilbaína se le conoce como 'El Búho', debido al tatuaje que lleva en el cuello. Es el cabecilla o cerebro del grupo de seis varones que agredieron sexualmente a una chica de 18 años el pasado jueves 1 de agosto y una de las dos únicas personas que permanecen detenidas.

Noticias relacionadas

Cuatro de los seis implicados en la violación fueron puestos en libertad tres días después de que se produjera la agresión sexual. Mientras que la víctima no pudo identificarles con claridad, sí que logró hacerlo con los que, por el momento, continúan detenidos. A ellos sí que pudo identificarles con claridad.

Buena parte de la culpa la tiene el enorme búho que se tatuó Mohamed en el cuello meses antes de perpetrar la violación. El ave, de grandes dimensiones, es lo que ha permitido a la joven a reconocer con claridad a su presunto violador y lo que ha llevado a la Ertzaintza a bautizarlo como 'El Búho'.

Robo de teléfonos y peleas

Pero no solamente se ha ganado la fama entre los agentes por su tatuaje, sino que un extendido historial de hechos delictivos Según recoge en sus páginas el diario El Correo, Mohamed tiene una fijación especial por robar teléfonos móviles. Especialmente en noches de fiesta, cuando aprovecha para asaltar a "despistados" y a "borrachos", mencionando las palabras de los agentes a los que ha consultado el citado medio. Es un "oportunista" peligroso, consideran.

Con teléfonos móviles de por medio o no, no han pasado ni dos meses desde que la Ertzaintza tuviese que lidiar con El Búho por última vez. En aquella ocasión fue en los aledaños de un local de ocio nocturno. Estaba inmerso dentro de una pelea.

El medio vasco explica que en sus 'hazañas' siempre adopta el papel de cabecilla, como el que personificó la semana pasada. Él es la persona con la que quedó la víctima el pasado 1 de agosto a través de las redes sociales.

"Cebo" en Instagram

Según ha podido conocer okdiario, Mohamed mantuvo conversaciones con la joven en reiteradas ocasiones a través de Instagram. Actuó como "cebo" y emplazó a la mujer a quedar en la pasada noche de verano en el parque de en el Parque Etxebarria. Su cuadrilla (otros cinco implicados) fue lo que hizo a la joven temerse lo peor y dar media vuelta, aunque finalmente fuese alcanzada por otro integrante del grupo y obligada a irse con ellos.

El mismo medio ha ofrecido un perfil de cómo es El Búho: tiene la misma edad que la víctima, 18 años; es de nacionalidad marroquí y procede de Holanda; posee una estatura superior al metro ochenta y una complexión atlética, aderezada con tatuajes, una coleta e indumentaria "a la moda".