Este sábado se ha conocido que la joven de 18 años que el pasado jueves fue víctima de una violación grupal en Bilbao había quedado por las redes sociales con uno de los seis detenidos. Lo había hecho en el Parque Etxebarria, pero al ver que no estaba sólo sino con un grupo, intentó huir. Pero no lo consiguió.

Noticias relacionadas

Los hechos sucedieron sobre las 23:30 del pasado jueves. Mientras la joven intentaba huir, uno de los hombres fue corriendo hacia ella y la retuvo, obligándola a ir con el resto de hombres. Posteriormente, la condujeron a una zona apartada del parque y entre unos arbustos consumaron la agresión sexual. Además, la amenazaron con una pistola falsa. Después de consumar la agresión, los hombres le arrojaron 17 euros

Tras ello, la mujer fue al Hospital de Basurto y presentaba algunas heridas. La Policía no dio con los presuntos violadores hasta las 5:00 de la madrugada y procedió a su detención. Los hombres fueron identificados porque en la descripción de la chica indicaba que uno de los agresores llevaba un gran tatuaje, algo similar a lo que pasó con La Manada de Pamplona cuando la víctima señaló el tatuaje que llevaba el Prenda en el vientre.

En total, seis hombres de entre 18 y 36 años, de origen marroquí y argelino, han sido detenidos por el suceso en Bilbao. Los sospechosos han pasado la mañana de este sábado a disposición judicial y tres de ellos cuentan con antecedentes por robo y reyertas. 

La Ertzaintza ha aprovechado que se ha conocido que ella había quedado por las redes sociales con uno de los agresores para insistir en que no se acepten citas "extrañas" a través de las redes o encuentros "a ciegas" para evitar situaciones peligrosas.