Los profesores, al verla siempre repleta de moratones en un colegio de Marbella (Málaga), le preguntaron a la niña de 11 años qué le pasaba. Pero ella no dijo nada. O, más bien, lo dijo todo con un dibujo en el que aparecía repleta de moratones. Esto puso en alerta a todo el centro escolar, que advirtió a la Policía y cotejo que, en efecto, la cría sufría malos tratos por parte de su madre, detenida inmediatamente. 

Noticias relacionadas

En el dibujo, la niña aparece rodeada por la palabra “volaré” una docena de veces y pintada con un cuchillo y una maleta. Y, además, tres palabras escritas que corroboraban que algo pasaba: “Sangre, moratón, con la correa”.  

Junto a ese dibujo, la niña le entregó también a los profesores un diario en el que se podían leer frases sobre la pesadilla que estaba viviendo: “Si no me pega es insultar: tonta, meona, guarra, gorda… Quiero morirme, morir, morir, morir, morir”, escribía. 

Ante esta situación y estos mensajes, los profesores se pusieron inmediatamente en contacto con el director del centro para alertarle de lo que la niña de 11 años les había contado a través de su dibujo y su texto. Este acudió con ella a un centro médico para que analizarán la procedencia de los moratones. 

Estos llegaron a la conclusión de que se trataba de latigazos dados con una correa. Por eso, la Policía procedió a la detención de la madre, que se excusó diciendo que le quitaba dinero y golpeaba a la niña para castigarla. La pequeña está, de momento, bajo la tutela de la Junta de Andalucía.