"Te voy a echar porque como no eres mi mejor amiga ni la de nadie... a ver, pobrecita, no tienes amigas, bueno, las que tenías ya las has perdido... y ¿por qué? Por guarra, asquerosa y puta, como tu madre". Un padre de Córdoba de una niña de nueve años que estudia en el colegio concertado Santos Acisclo y Victoria del Naranjo ha denunciado ante la Policía Nacional el acoso que sufre su hija por parte de una compañera de clase de su misma edad.

Noticias relacionadas

Según publica este martes Diario Córdoba, los padres de la menor víctima de acoso han puesto los hechos en conocimiento de la dirección del colegio y de la Inspección de Educación. Los progenitores han solicitado el cambio de centro de su hija.

"Ay, pobrecita, la caquita, que no me lo coge [el teléfono], ay pobrecita la bebé que no sabe pelear, pobrecita. Tú lo que tienes es miedo, mucho miedo y ¿por qué tienes miedo? ¿De qué tienes miedo, de que le digamos a todo el mundo que eres una puta asquerosa?".

Estas son algunas de las frases de los audios enviados por la compañera de clase a la menor afectada por 'bullying'. "Me da igual que no me crean, se lo voy a decir a toda la clase y a todo el mundo, y menos mal que no has llorado porque como tú llores en el colegio o pongas mala cara, tú sí que te vas a enterar, yo no digo nada". "O me coges el teléfono o en el colegio te vas a enterar".

Mensajes al móvil de la abuela

Tal y como cuenta el citado medio cordobés, el padre de la víctima y la madre de la menor se enteraron de que su hija estaba sufriendo acoso por las llamadas que la niña recibía al teléfono de su abuela. "Ella no tiene móvil, y como no le contestó, dejó esos audios", afirma su padre, quien no descarta que otras niñas -compañeras o no de clase- también hayan amenazado a su descendiente.

Desde el centro han explicado que, tras conocer los hechos, se activó el protocolo correspondiente y que la situación se ha resuelto, aunque los padres, que están divorciados pero actúan de común acuerdo, no se encuentran conformes. "En el colegio no nos han explicado las medidas disciplinarias adoptadas y a nosotros no nos consta que se haya hecho nada", afirma el progenitor.

La víctima de los presuntos abusos ha perdido el apetito y le cuesta conciliar el sueño. Sus padres dan por hecho que ya no podrán cambiar de colegio a la menor dada la cercanía en el tiempo de las vacaciones de verano. Confían en hacerlo de cara al próximo año escolar.

Los progenitores de la niña presentaron este lunes la denuncia después de que la Inspección de Educación de la Junta de Andalucía emplazara a la familia a denunciar el caso ante la Unidad de Delitos Informáticos de la Policía Nacional.