Pere Navarro llegó con un objetivo: reducir el número de muertes en las carreteras. ¿Cómo? La fórmula, de momento, pasa por aumentar las sanciones y bajar la velocidad en carreteras secundarias o de un solo carril. También pretende regular el uso de los patinetes o quitar más puntos por usar el móvil o no usar correctamente los sistemas de seguridad. 

Noticias relacionadas

Este viernes, ya se ha aprobado la limitación de la velocidad en carreteras secundarias a 90 kilómetros por hora, pero hay mucho más... 

Lo que se prevé para el 2019

1- Limitación a 90 km/h por vías convencionales de un solo carril

El Gobierno, este viernes, a través de un Real Decreto, ha aprobado reducir las limitaciones genéricas entre 90 km/h y 100 km/h por hora existente para los turismos y las motocicletas en vías convencionales de un solo carril, estableciendo una limitación general de 90 km/h.

La DGT prevé modificar todas las señales afectadas en un plazo máximo de 30 días, por lo que entraría en vigor en los primeros meses del año.

Es en este tipo de carreteras donde se acumulan el 77% de fallecimientos por accidentes de tráfico. La reducción de velocidad afectará unos 7.000 km de carretera.

2- Limitación a 30 km/h para vías urbanas de un solo carril

No solo bajará la velocidad en vías convencionales. Según aseguró el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este mes de diciembre, la modificación del Reglamento General de Circulación en la que está trabajando la DGT también incluirá el límite de 30 km/h para las vías urbanas de un solo carril. Una medida que, aunque está presente en algunas ciudades, no está regulada a nivel estatal. El propio director de Tráfico, Pere Navarro, siempre ha estado a favor de esta medida.

Prohibido circular a 30 kilómetros hora.

3- Aumento de pérdida de puntos por uso de móvil, mal uso de sistemas de seguridad y exceso de velocidad

La DGT también espera reformar el carné por puntos, un sistema que fue implantado en 2006 precisamente cuando Navarro estuvo al mando del organismo de 2004 a 2012. La actualización de Tráfico pasa por aumentar la pérdida de puntos por realizar aquellos comportamientos que considera "peligrosos" en la conducción: uso del móvil; falta de uso o uso incorrecto de sistemas de seguridad (cinturón, casco o sillita infantil); y exceso de velocidad.

Según se desprende del borrador del anteproyecto de ley por la que se modifica la Ley de Tráfico -que se prevé que entre en vigor en 2019 aunque aún no hay fecha fijada-, la DGT pretende quitar 6 puntos por utilizar el móvil al volante -actualmente penado con 3 puntos-, equiparando así este comportamiento a conducir con presencia de drogas en el organismo; al consumo de alcohol (más del doble de la tasa máxima permitida); a conducir de forma temeraria; con exceso de velocidad; a circular en sentido contrario; participar en carreras no autorizadas; o utilizar mecanismos de detección de radares.

Un conductor usa el móvil mientras conduce.

4- Curso de formación teórica presencial obligatorio para poder examinarse de los permisos de conducir

La reforma normativa que prepara la DGT también recoge algunos cambios en el sistema de formación vial y de exámenes. La medida más importante es la obligatoriedad de pasar un curso de formación teórica presencial para poder examinarse del teórico -de 8 horas en general y de 6 horas para permisos AM, A1 y A2 (ciclomotores y motocicletas de distinta cilindrada)-, una norma que pretende ser una realidad el 1 de julio de 2019, según consta en el borrador del Real Decreto por el que se modifica el Reglamento General de Conductores.

5- Obligación de recibir cinco clases prácticas por cada no apto obtenido

Con respecto al examen práctico, Tráfico quiere que, por cada no apto,que  el alumno tenga que recibir 5 clases prácticas antes de poder presentarse de nuevo al examen.

6- Endurecimiento penas de cárcel y creación de un nuevo delito por abandono

Además de la reforma de la Ley, también se modificarán en 2019 varios puntos referentes a la Seguridad Vial del Código Penal, al encontrarse en trámite parlamentario. Por el momento, la reforma, que ya se ha aprobado en el Pleno del Congreso, contempla el endurecimiento de las penas (de 4 a 9 años de cárcel) por imprudencias al volante al incluir como agravantes el exceso de velocidad y el consumo de drogas o alcohol; la penalización de nuevo de las lesiones causadas por estas conductas; y la creación de un nuevo delito por abandono del lugar del accidente.

Un Guardia Civil dirige el tráfico.

8- Desarrollo de la bicicleta como medio de transporte

Asimismo, la DGT se encuentra trabajando en dos Planes, el de la Bici y el de la Moto. Con respecto al Plan Estratégico de la Bicicleta, que se está desarrollando junto a la DGT, el Ministerio de Fomento, el de Interior y Transición Ecológica, se trata de una acción coordinada para desarrollar la bicicleta en España como medio de transporte. Desde hace meses, se están abordando reuniones de carácter consultivo con diferentes entidades para alcanzar este Plan, que llevan reivindicando desde hace años colectivos y asociaciones ciclistas.

9- Obligación para motoristas de utilizar guantes y un determinado tipo de calzado

Igualmente, se prevé aprobar un Plan Nacional de la Motocicleta, que supondría una actualización del de 2006. Entre las propuestas que maneja Tráfico se encuentra la de obligar a los motoristas a llevar guantes y un determinado tipo de calzado para circular.