Un español puede engordar entre tres y cinco kilos durante el periodo navideño, una época también propensa no solo a los atracones sino a las intoxicaciones alimentarias por productos como el marisco y las ostras en mal estado, que llevan aparejado al anisakis cuando se trata del pescado. Estas son cinco claves para disfrutar de las fiestas con salud:

Noticias relacionadas

¿Puedo comer langostinos con manchas negras?

El oscurecimiento de algunas partes de los crustáceos se produce por la presencia de melaninas, los subproductos de reacciones enzimáticas que se producen entre diez y doce horas después de la muerte de la pieza, según explica Miguel Ángel Lurueña, Doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y divulgador, en su último artículo en Consumer.

Se trata sin embargo de un fenómeno estético y no de una señal de putrefacción o mala conservación: "Estamos hablando del pigmento que aporta el color negro que caracteriza la tinta de cefalópodos como calamares o sepias, que comemos sin ningún miramiento"- explica el especialista. Se puede prevenir, entre otras medidas, manejando con cuidado los langostinos y con un chorrito de limón.

¿Cuál es la comida que más me hará engordar?

El mayor peligro alimenticio de las navidades está en los dulces y los licores, porque tendemos a consumirlos durante varios días y ejercen un efecto acumulativo: son bombas calóricas con escaso aprovechamiento nutricional. "Es lógico que la gente se tome algún dulce navideño, pero lo que ya no es tan lógico es que tenga una caja de dos kilos abierta en la cocina, un bol lleno en el salón y otro puesto en la entrada para las visitas"- explica el Dietista-Nutricionista Pablo Ojeda.

Otras problemática llega antes incluso del primer plato: los entrantes, que en España suelen ser ricos en embutidos, muy grasos. El jamón curado es un producto nutricionalmente interesante pero solo si es "de calidad". "No nos dejemos llevar por el precio, no olvidemos que es un ultraprocesado"- advierte otra especialista, Eva García.

¿Qué es preferible, carne o pescado?

El problema de las carnes que solemos tomar por Nochebuena y Navidad es que son las más grasas, como el cochinillo y el cordero. El solomillo de cerdo, las codornices o incluso el humilde pollo con una receta navideña pueden ser buenas alterntivas. En cuanto al marisco, se trata de una bomba de ácido úrico por su alto contenido en purinas, especialmente si se combina con alcohol según la Dietista Nutricionista Laura Llorente.

El principal olvido nutricional en las comidas de esta época, coinciden los expertos, es el de las hortalizas y vegetales, fuentes indispensables de fibra"Es muy fácil hacer una ensalada con salmón ahumado, con granada o con queso de cabra. O unos langostinos con boletus. Y son opciones sanas todas ellas"- propone el Dietista-Nutricionista Pablo Zumaquero.

¿Cuanto vino puedo beber para que sea saludable?

Con la ciencia en la mano, nada. "No, en ningún caso tomar una copa de vino al día tiene un efecto beneficioso para la salud. Está demostrado científicamente que, incluso en dosis moderadas, el consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer cáncerafecta al funcionamiento sexual y puede causar más de 200 enfermedades y trastornos como afirma la OMS"- explica la Agencia SINC.

Si solo bebemos en ocasiones especiales, el efecto no será más nocivo que el de la borrachera, que ya sería algo a evitar de por sí. Pero la "copita saludable con cada comida" es un mito que ha quedado desterrado, y que se ha visto influenciado en gran medida por los patrocinios de la industria del alcohol: bastan 5 copas a la semana para causar perjuicios a la salud.

¿Se me pasará la resaca si bebo al día siguiente?

De nuevo, la Agencia SINC aclara esta leyenda urbana: "Es un clásico de las falsas afirmaciones categóricas, quizá porque nos cuesta asumir la realidad: ni se conocen bien los mecanismos que originan la resaca, ni hay tratamientos efectivos para paliarla. Como ya explicamos hace años en un reportaje de Marta Palomo, la única fórmula mágica contra la resaca es no beber".

"Después de beber, el etanol es procesado por la enzima alcohol deshidrogenasa (ADH) en metabolitos muy tóxicos que provocan malestar"- explican desde el medio especializado. "Cuando la enzima termina con el etanol, se pone manos a la obra con el metanol, otro alcohol de menor calidad y que da más resaca. Si bebemos un poco más, la ADH deja de producir metabolitos tóxicos, pero el alivio es solo temporal y se acumula más metanol para más tarde".