El dispositivo de búsqueda de la joven zamorana Laura Luelmo en los alrededores de El Campillo (Huelva) terminó ayer sin éxito. Este domingo, a las nueve de la mañana, se han vuelto a reanudar las tareas para dar con el paradero de la mujer de 26 años. Se había instalado recientemente en dicha localidad onubense para trabajar como profesora en un instituto de Nerva, a 8,5 kilómetros de su nueva residencia.

Noticias relacionadas

Este sábado, alrededor de 200 personas, entre agentes y voluntarios, peinaron los alrededores de El Campillo. La batida se terminó a las 18 horas. No se encontró rastro alguno de la joven maestra.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil explican a este periódico que a las personas que hoy se han personado como voluntarias se les ha exigido acudir en un vehículo motorizado. "La razón es que vamos a ampliar el radio de búsqueda", explican desde el Instituto Armado.

El rastro de Laura Luelmo se perdió a nueve kilómetros al norte de El Campillo, en mitad del campo, donde las antenas repetidoras de telefonía detectaron por última vez la señal de su móvil. La Benemérita no descarta ninguna hipótesis, señaló el coronel jefe de la Comandancia de Huelva, Ezequiel Romero.

Tiene 26 años. Se había instalado recientemente en El Campillo (Huelva) para trabajar como docente en un instituto de Nerva. EE

Laura Luelmo Hernández se instaló en una casa de alquiler en El Campillo (Huelva) el martes 4 de diciembre. Ese día comenzó su primera jornada de trabajo como profesora sustituta en un instituto de Nerva. Allí empezó a dar clases de Plástica. Pero este pasado miércoles, nueve días después de mudarse a tierras onubenses, desapareció tras salir a correr a primera hora de la tarde.

Miércoles 12 de diciembre. 16 horas. Laura y su pareja, que no se ha mudado a Huelva, hablan por teléfono mediante mensaje. Ella le cuenta que va a salir a correr por los alrededores de El Campillo, una localidad del interior de la provincia. Tras colgar, Laura sale a la calle y comienza a practicar deporte. Lleva ropa y calzado deportivo. Se lleva consigo su móvil, las llaves de la casa en la que vive y un pequeño monedero.

“No queremos descartar ninguna hipótesis. Todo es posible. Hasta que no encontremos a Laura no vamos a parar”, señaló Romero. La máxima autoridad de la Guardia Civil en Huelva no quiso hablar ante los medios de comunicación acerca de la posibilidad de la existencia de sospechosos.

Varios vecinos de El Campillo coincidieron en explicar por teléfono a EL ESPAÑOL que un hombre que reside en una casa próxima a la que había alquilado la joven también se encuentra en paradero desconocido. Fuentes del gabinete de comunicación de la Benemérita en Huelva no confirmaron este dato, pero admitieron que “no se descarta ningún tipo de sospecha”. “Sería muy precipitado decir ahora mismo si alguna persona guarda relación con la desaparición de la joven”, puntualizaron.

Estudió Bellas Artes y un máster de profesorado

Laura Luelmo mide 1,65 metros. El martes 4 de diciembre comenzó a trabajar en el instituto Vázquez Díaz de Nerva. Según aparece en su perfil de Linkedin, la joven estudió un grado de Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, donde acabó sus estudios en 2014.

Al año siguiente cursó un máster de profesorado en Secundaria, Bachillerato y FP en la Universidad de Valencia. Se especializó en dibujo. Es políglota: sabe hablar italiano, inglés, español y valenciano. Ha realizado varias exposiciones en México, donde estuvo residiendo durante un tiempo.

La vivienda donde se ha instalado Laura Luelmo se encuentra situada en la Plaza del Arriero de El Campillo. Se la ha arrendado un profesor del instituto donde comenzó a trabajar.

En el dispositivo de búsqueda de la joven profesora participan, entre otros, el servicio aéreo de la Guardia Civil, el Seprona, la Policía Judicial, perros del servicio cinológico de la Benemérita y grupos de Protección Civil de hasta siete localidades onubenses. Familiares y amigos de Zamora de Laura Luelmo también se han desplazado hasta Huelva para tratar de encontrarla.