Puri Castro, la madre de Iván Castro, el joven asesinado presuntamente en diciembre de 2017 por Marta (su novia) y Nelson (el amante de su pareja), ha querido ajustar cuentas con ellos a través de una carta sobrecogedora: “Es muy duro perder a un hijo en circunstancias naturales, y es un golpe que no deseo a nadie. Pero más duro e inconcebible resulta cuando es fruto de la arbitrariedad y la falta de humanidad. Nada justifica privar a un ser humano de su vida, y no logro comprender cómo una persona con la que has vivido y amado puede convertirse en tu peor enemiga”, ha escrito, en su muro de Facebook

Noticias relacionadas

El cadáver de Iván apareció en su garaje el pasado 7 de diciembre. Tenía un disparo en el costado. Desde entonces, pocas novedades. El crimen estaba por resolverse, pero no aparecía ninguna grieta en la que excavar para avanzar en el caso. Pero, ahora, todo indica a que fue asesinado por Marta, la que era su novia, y Nelson, su amante, con el que se trasladó a vivir después de que se encontrara el cuerpo de Iván

Ahora, tras conocerse estos detalles, Puri, la madre de Iván, no se ha podido contener: “A quienes me han arrebatado a mi hijo, no puedo sino decirles que me dan lástima. Un corazón tan negro y un alma tan putrefacta seguro que les condenará a ser personas infelices y desgraciadas para el resto de su vida. Mi hijo ya descansa, pero espero que su recuerdo les persiga cada día de su vida. Que el remordimiento no les deje conciliar nunca más el sueño”, escribía, en referencia a Marta y Nelson. 

[Más información: "iDental me destrozó la boca": la vida de Emilia con infecciones y casi sin dientes]

Ambos se habían ido a vivir juntos dos días después del crimen. Marta, que estuvo en el entierro de Iván, su novio, recogió sus cosas del piso de Langreo y se marchó. Se fue a Oviedo. En teoría, para huir de la pérdida de su pareja. Dos días después, estaba viviendo con Nelson, su amante, el autor de los disparos que habrían acabado con la vida de Iván para siempre. 

Las labores de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional ha dado con ellos y los ha señalado como posibles autores del crimen. Nelson, que trabaja como taxista, habría sido el que le habría disparado. De hecho, ha reconocido los hechos. Ambos han sido detenidos por un crimen pasional. 

“Me queda el consuelo de que los responsables ya tienen nombre, apellidos y rostros. Y digo en referencia a la que fue pareja de mi hijo, que tiene solamente rostro, porque la persona que yo conocí, murió en el preciso instante en el que contribuyó con la materialización de un acto tan vil y despreciable. Confío en que las investigaciones policiales lleguen hasta el final y se les aplique la máxima condena. Es lo que merecen quienes, además de privar a un ser humano de su vida, tuvieron la desfachatez de fingir consternación y de estar presentes en la despedida de Iván. Una frialdad tan grande y esa desconsideración les hace perder la calificación de seres humanos”, termina la carta de Puri.