Batalla campal a sillazos en pleno centro de la Ciudad Condal

Batalla campal a sillazos en pleno centro de la Ciudad Condal Reuters

Reportajes

Radicales del Sabadell y antiguos Ultras Sur, protagonistas de la batalla campal de Barcelona

Todos los implicados en la pelea a sillazos acudieron a la manifestación del 12-0 en el mismo bando contra el independentismo. Pero las rencillas futbolísticas y sus afinidades desembocaron en el destrozo de terrazas.

David López Frías

La pelea a sillazos con la que acabó la manifestación del Día de la Hispanidad en la Plaza Cataluña tuvo a ultras de varios equipos de fútbol como protagonistas. Concretamente enfrentó a ultras del CE Sabadell contra homólogos de Madrid: especialmente antiguos ultras del Real Madrid y del Atlético de Madrid. Pero ni los Yomus del Valencia ni el Frente Atlético han estado implicados, tal y como publicaron varios medios, 

Curiosamente, todas las partes acudieron a la manifestación en el mismo bando y contra el independentismo. Pero las rencillas futbolísticas y sus afinidades desembocaron en una batalla campal. Varios miembros de Hooligans Vallès, la facción ultraderechista más radical del Centre d'Esports Sabadell (equipo ahora en Segunda B) tuvieron un encontronazo con otros ultras de extrema derecha madrileños pertenecientes a Outlaw Madrid. Son los herederos de Ultras Sur (Real Madrid) y antiguos miembros de la organización neonazi Hammerskin, ilegalizada en España. 

Descartan al Frente Atlético y a Yomus

Algunos medios apuntaban también a la presencia de miembros del Frente Atlético en la trifulca, aunque este extremo ha sido desmentido por dos de los participantes en la reyerta, que destacan que “los del Frente Atlético no tienen nada que ver porque eran de Blood & Honour, que es otra organización internacionalista neonazi y no estaban ahí. Los del follón son casi todos de Hammerskin, que son sus rivales. Los que sí que estaban son miembros de Suburbios, una antigua facción de los ultras del Atlético de Madrid que abandonó el Frente Atlético precisamente por sus relaciones con Hammerskin y Ultras Sur. Tal vez la confusión venga por ahí. Pero el Frente como tal no ha participado". 

Esas mismas fuentes niegan que los ultras del Valencia hayan tenido algo que ver en la pelea. “Después de la que se montó en su ciudad el 9 de octubre, no quieren más follones”, aventura una persona próxima al entorno ultra. Esta es la segunda vez en una semana que la facción más radical del equipo ché es acusada de agresiones en el marco del conflicto catalán.

Esta semana han sido denunciados ante la Fiscalía como presuntos autores de algunas de las agresiones registradas el 9 de octubre en la capital del Túria. Ese día, las dos concentraciones (partidarios del referéndum y detractores) acabaron encontrándose y esta confluencia acabó con peleas multitudinarias. La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó una denuncia contra Yomus por presuntos delitos de odio y ataques durante la manifestación. Yomus, por su parte, emitieron un comunicado para desmentir estas acusaciones.

Una bofetada, el detonante

Al parecer, las rencillas vienen de largo. El panorama de los ultras de fútbol está plagado de hermandades, alianzas y rivalidades irreconciliables. De los ultras del Sabadell se dice que tienen una buena relación con los ultras del Barça, lo que podría haber hecho saltar la chispa.

Según personas próximas a movimientos ultraderechista, “todo sucedió cuando acabó la manifestación de Plaza Cataluña. Los que vinieron de fuera se colocaron delante de un grupo de ultras del Sabadell y ahí empezaron las provocaciones”.  Aseguran los testigos que un ultra madrileño le dio una bofetada a un manifestante de Canovelles (Barcelona) que iba con un niño. Rápidamente, skins de Sabadell acudieron a defenderlo. "Los de Madrid no se imaginaban que iban a salir tantos rapados a responder a la agresión; les han pegado una buena los del Sabadell a los Outlaw", asegura este testigo presencial. 

HSM se desmarca

Desde Hogar Social Madrid se han desmarcado de la trifulca. Aunque las primeras versiones les apuntaban como centro de la reyerta, desde la organización han confirmado que cuando acabó la manifestación se marcharon de Plaza Cataluña. “De hecho, yo me he enterado de todo lo que ha sucedido porque me ha llamado la prensa para preguntarme. Nos ha pillado comiendo, por lo que no hemos tenido tiempo ni de mirar Twitter; no tenemos ni idea de lo que ha pasado” declaró Melisa D. Ruiz, portavoz de HSM.

Hammerskin, por su parte, vuelve a hacer ruido en España. El pasado mes de junio fueron noticia por haber reventado un concierto en Mallorca, con pancartas, salves a Hitler y lanzamiento de objetos, Además, proclamaron que la isla de Mallorca era un protectorado alemán y provocaron numerosos incidentes contra otros compatriotas. La organización está ilegalizada en España, pero sus herederos, según fuentes policiales, siguen operando en España con otros nombres.