La defensa legal de Arcuri en Italia pasa por lograr el ingreso de Juana Rivas en Prisión hasta diez años.

La defensa legal de Arcuri en Italia pasa por lograr el ingreso de Juana Rivas en Prisión hasta diez años. EFE

Reportajes MANIOBRA EN ITALIA

El objetivo de Arcuri: meter a Juana Rivas en la cárcel y que no vea a sus hijos

El equipo legal italiano del condenado por agredir a Rivas pretende batallar para lograr que ella ingrese en prisión hasta un máximo de diez años. Sus abogados también quieren la custodia permanente de los hijos para Arcuri.

Noemí López

"No quiero ver a Juana en la cárcel", decía Francesco Arcuri en una entrevista hace tan solo dos semanas. También aseguraba que no se cerraba a una custodia compartida. Aquellas declaraciones aparentemente reconciliadoras ahora quedan atrás: su estrategia legal pasa por lograr el ingreso en prisión de Juana Rivas y de que esta esté lo más lejos posible de sus hijos, tal y como informa El País.

El equipo legal italiano de Arcuri, encabezado por Bruno Poli, ha dejado claro que habrá batalla y que esta consiste en el máximo castigo posible: que Juana Rivas vaya a la cárcel. Poli señala que en la vía penal italiana solo está viva "la denuncia contra la madre por sustracción de menores, cuya pena máxima en Italia es de cuatro años [de cárcel] y suspensión de patria potestad", explica a EL ESPAÑOL. No queda ahí: están preparando otro procedimiento que no sería el de sustracción de los niños, sino el de su secuestro. La pena de cárcel ya no sería de uno a cuatro años, sino de uno a diez.

Mientras el equipo legal español que representaba a Arcuri (liderado por José Luis Sariego y que abandonó su defensa a principios de septiembre) proponía "una custodia compartida en Italia", los abogados italianos lucharán por una custodia permanente para Arcuri (ahora mismo tiene la guardia y custodia provisional), así como modificar su derecho de visita (de ilimitado a que solo pueda verlos en Italia y en presencia del padre).

Según Bruno Poli, esto se debe a "la manifiesta peligrosidad de que la señora Rivas pueda volver a secuestrar a los niños". Además, le requerirán 500 euros mensuales a Juana Rivas en concepto de manutención de los hijos de tres y once años.

Por su parte, el equipo legal de Juana Rivas, encabezado por Juan de Dios Ramírez y José Estanislao, rechaza mostrar sus cartas sobre la defensa que llevará a cabo. De Dios Ramírez solo apunta que batallarán en Italia, a donde acudirán, y que "Poli y su equipo pretenden meter miedo a Juana".

Estas últimas cuestiones (custodia y manutención) se decidirán en el próximo gran juicio, que tendrá lugar el 31 de octubre en Italia. De momento, Arcuri, que fue condenado a tres meses de prisión en 2009 por agredir a Juana Rivas, no permite que ella se comunique con sus hijos. De Dios Ramírez y Estanislao han presentado en Italia una demanda para que exista una comunicación diaria entre ella y sus hijos a través de internet.

Por otro lado, el abogado italiano del condenado por agredir a Juana Rivas ha desmentido al anterior abogado español, José Luis Sariego, que aseguró en un comunicado que este habría denunciado a periodistas y políticas, así como habría presentado una denuncia contra la ley de violencia de género española. Asegura que esto último es "falso", a pesar de que Sariego dijo hablar en nombre de Arcuri. Poli sí reconoce que se presentarán "entre seis y siete denuncias" [por difamación] pero no ha especificado contra quiénes.