El Español
Economía
|
Comercio local

Pequeña guía para disfrutar del Mercado de Abastos de Santiago con los cinco sentidos

Oído, vista, olfato, gusto y tacto llevados al máximo en un paseo por el segundo lugar más visitado de la capital gallega
Plaza de Abastos de Santiago
santiagoturismo.com
Plaza de Abastos de Santiago
Ofrecido por:

En 1870 se fundó en Santiago el Mercado de la Ciudad con el objetivo de dar techo a los distintos y dispersos mercados existentes en la ciudad. En 1937 se procedió a su derrumbamiento y posterior edificación en 1941 de la actual Plaza de Abastos, obra de Joaquín Vaquero Palacios.

Desde hace tres siglos este mercado, ubicado entre la Iglesia de San Fiz de Solovio y San Agustín del Norte, es un referencia en cuanto a la actividad comercial de la ciudad.

https://www.instagram.com/reel/Cg4CM4rD6kU/?utm_source=ig_web_copy_link

Oído: turistas, locales y comerciantes de toda la vida

Frecuentado tanto por los propios picheleiros como por los visitantes, el mercado es un lugar perfecto para escuchar a los comerciantes locales conversar con la clientela frecuente, muchos ya amigos. Pero también es interesante cómo los turistas, curiosos, atienden a las explicaciones de los comerciantes sobre los productos gallegos, su origen, preparación... creando así una conversación que fusiona la lengua gallega con el inglés, francés o italiano.

@prazadeabastos

Vista: un paraíso lleno de color

Pasear por el mercado es un espectáculo para los ojos: el amarillo de los plátanos en contraste con el naranja de los peladillos; los azules plata que brillan sobre el blanco transparente del hielo en las pescaderías; los distintos tonos de verde de las lechugas, calabacines y pimientos; el dorado de los membrillos sobre el ocre de los quesos...

@quincemilsantiago

Todo el arcoíris se encuentra reflejado en los productos que se disponen en cada una de las naves del este lugar. Los colores influyen directamente en el apetito, pues es la primera sensación que percibimos, y también en su calidad. Por lo general, cuanto más vivo es el color, más fresco es el producto.

@quincemilsantiago

Olfato: bajo el mar y sobre la tierra

El olor salado del mar que evocan los percebes o las xoubas, recién arrancados de las rocas y pescadas, respectivamente. El característico petricor terrestre, del suelo fértil gallego de los que se extraen las patatas y cebollas. El cítrico y el dulce de los jugosos manjares que los coloridos árboles frutales dan cada temporada... y por supuesto las miles de especias aromáticas (tomillo, albahaca, pimienta, canela, té...) que nos trasladan a nuestro paso a zocos lejanos, árabes o mexicanos.

@quincemilsantiago

Y por supuesto las reinas del olor: las flores. Tan característicos los ramos secos de todos los colores que el que más y el que menos lleva en brazos a casa tras su visita al mercado. Entre tanta bolsa, siempre hay sitio para un pequeño ramo, tal vez, para regalar a alguien especial.

@quincemilsantiago

Gusto: productos de gran calidad

El objetivo principal del mercado es la compra y venta de alimentación, por ello lo más importante es que el producto sea de excelente calidad. En Abastos lo es. Calamares recién pescados, pan recién horneado, verduras recién extraídas... sí, todo muy reciente. Proximidad y kilómetro cero son las claves de este emplazamiento, que ofrece a sus clientes alimentos extremadamente frescos, apoyando siempre a los negocios y trabajadores de locales.

@quincemilsantiago

Además es altamente recomendable que tras tu compra te sientes a disfrutar de una caña y una tapa en uno de los muchos bares que ofrece la zona más animada de la ciudad.

@quincemilsantiago

Tacto: arquitectura histórica y texturas variadas

La Plaza se expande sobre una gran superficie de más de cinco mil metros cuadrados, dividida en dos plantas que se abren en un cuerpo central compuesto por ocho naves, dando lugar a una auténtica lección de arquitectura en pleno centro de la capital.

Un enclave empedrado con cientos de años de antigüedad que alberga productos con texturas casi irreales: escamas mojadas, gruesas pieles cubiertas de tierra, suaves licores, delicadas flores...

@prazadeabastos

¡Síguenos en Facebook!
Economía