El Español
Vivir
|
Coruña Secreta

Estos son los 10 pazos en los que se quieren casar los coruñeses

En la lista de quienes buscan sitio para darse el sí quiero siempre están estos espacios
10:23 · 12/01/2020
Facebook Pazo de Xaz
El exterior del espacio

Para una boda de ensueño en la comarca coruñesa hay múltiples opciones, pero algunas causan más furor que otras entre los ciudadanos. Entre los espacios favoritos para darse el sí quiero destacan algunos pazos que cuentan con amplios jardines, así como algunas fincas con piscina. Todos son mágicos, pero estos diez son los que siempre figuran en la lista de los novios.

Sergude

Es el favorito de todos los que sueñan con casarse en medio de un bosque encantando como si de un cuento se tratase. Este pazo, situado a unos 40 minutos en coche de A Coruña, en Ponteceso,ha sido elegido por jugadores como el ex del Dépor, Pedro Mosquera.

Al enlace del coruñés acudieron influencers como la conocida María Pombo, ex de Álvaro Morata, o Natalia Coll, que manifestó en su Instagram lo bonito que le pareció el espacio que cuenta con una preciosa edificación de finales del siglo XVII.

Xaz

Situado en Oleiros, es otro de los preferidos por los novios coruñeses para celebrar el inicio de su nueva vida como marido y mujer. A priori, es menos enxebre que el anterior, pero cuenta con un bonito espacio ajardinado que se puede decorar al gusto de los novios por lo que si lo desean podrán celebrar una ceremonia muy campestre. Si por el contrario, prefieren un estilo más refinado, el pazo tiene una zona ideal para acoger el enlace.

Santa Cruz de Mondoi

Está en Oza dos Ríos y es uno de los que más metros de jardín dispone en las cercanías de A Coruña con un total de 8.000. Ideal para las bodas con un estilo desenfadado y bohemio, pero al igual que con los anteriores, la decoración es cosa de cada pareja. La edificación principal es una casona señorial del siglo XVI y cuenta con un precioso alpendre que conserva sus orígenes. Un sitio único que te hará sentir parte de la historia de Galicia.

Da Merced

Está en un enclave único, en Neda, a orillas de la ría de Ferrol. Su edificio principal también se construyó en el siglo XVI y ha sido restaurado cuidadosamente de forma que actualmente presenta un aspecto que mezcla lo moderno con lo antiguo.

Entre los ferrolanos es conocida una leyenda popular que dice que el espacio se encuentra unido por un pasadizo submarino con el Monasterio de San Martiño de Xubia, ubicado al otro lado de la ría. No sabemos si eso es cierto, pero lo que está confirmado es que las vistas que ofrece son mágicas.

Finca Montesqueiro

No es un pazo, pero como si lo fuera. Porque la finca Montesqueiro, en Oleiros, se ha convertido en uno de los sitios favoritos entre los coruñeses, tanto para celebrar bodas como cenas de empresa o pasar festejar la nochevieja.

Su éxito se debe a que ofrece una decoración elegante y moderna en sus diferentes espacios, exteriores e interiores, que suman 6.000 metros cuadrados.

Brexo

Otro de los lugares que los novios de A Coruña suelen barajar a la hora de elegir sitio para casarse es este pazo situado en Cambre. Su encanto resiste a la lluvia y al mal tiempo que siempre pueden autoinvitarse a la boda.

https://www.facebook.com/609120585907285/photos/a.609125779240099/656565404496136/?type=1&theater

El espacio, una antigua fortaleza militar, cuenta con una de las casas solariegas más antiguas de la comarca coruñesa. Como los anteriores, ofrece un amplio jardín y su decoración encandilará a los amantes de lo rústico.

Vilaboa

A tan solo unos diez minutos en coche del centro coruñés, este pazo es uno de los más próximos a la ciudad, motivo por el que gana puntos habitualmente en las quinielas para elegir sitio de boda. Además, su imperial aspecto presidido por una construcción del siglo XIX, te encandilará desde el primer minuto. Su salón principal cuenta con capacidad para 500 invitados por lo que para aquellas ceremonias que sumen muchos asistentes es una gran opción. En la parte trasera se encuentran sus jardines de árboles centenarios en los que se pueden celebrar los aperitivos al aire libre.

Orto

Está en Abegondo, muy cerca de la presa de Cecebre, y dispone de un amplio espacio verde lo que lo perfila como uno de los favoritos para los amantes de la naturaleza. Si el buen tiempo acompaña, es ideal para poder disfrutar de los aperitivos en el exterior.

En cuanto al inmueble principal, tiene una antigüedad de más de cinco siglos lo que lo convierte en una auténtica joya patrimonial.

Quinta Canaima

Igual que Finca Montesqueiro no es un pazo, pero no falta en las opciones de los coruñeses a los que les gusta por su aspecto real y la cercanía a la ciudad (está ubicado en Oleiros). Se trata de un palacete del siglo XIX que cuenta con un entorno verde en el que darse el sí quiero al aire libre y disfrutar de los pinchos antes de la cena o comida.

Imagen del interior del espacio

San Tirso

Es uno de los más bonitos de la zona coruñesa y dispone de cinco salones que suman capacidad para más de 200 personas. El pazo está en Abegondo, cerca del núcleo urbano de Mabegondo, y mires a dónde mires a tu alrededor verás verde. Su edificación es de estilo renacentista y fue construida en el siglo XVII, destaca por las dos torres simétricas que la presiden y por su imponente interior.

Opciones fuera de A Coruña

Fuera de los dominios coruñeses destacan dos pazos que han encandilado a algunos herculinos hasta el punto de decidir organizar su boda lejos de su ciudad, concretamente en Pontevedra donde está uno de los más demandado. Es el de A Toxeiriña, escenario de la serie Vivir sin permiso protagonizada por José Coronado y Álex Gonzalez, y situado en Moaña. Con su salto a la pequeña pantalla se ha hecho todavía más famoso y por eso no es de extrañar que tiente a las parejas de fuera de su provincia.

También en esa provincia, pero en Bueu, está otro de los pazos calificado de "en sueño". Se trata del pazo de Santa Cruz, que ofrece unas espectaculares vistas a la ría de Pontevedra. Entre sus encantos destaca el invernadero en el que se celebran las comidas o cenas y que supone un espacio diferenciador que deja atónito a quienes lo visitan.

Vivir