El Español
Treintayseis
Vivir
|
GastroGalicia

El Boavista del Casino de A Coruña se transforma en Leirón: Carta variada y menú semanal

Arroz con bogavante, especialidades de caza y setas o deliciosos postres como tocinillo de cielo con helado de manzana se pueden probar en este renovado proyecto gastronómico con vistas privilegiadas de la ciudad herculina
Comedor del Leirón.
Quincemil
Comedor del Leirón.
Ofrecido por:

La planta novena del Sporting Club Casino de la calle Real luce nueva cara y el antiguo restaurante Boavista se ha transformado en el restaurante Leirón. Esta nueva propuesta conserva uno de los grandes atractivos del local, sus 250 metros cuadrados de comedor flanqueados por la calle Real por un lado y la Marina por el otro. Lo más destacado es el guiño al pasado de su nombre, ya que el Leirón de Juan Flórez era el antiguo espacio de baile y actividades del Sporting Club Casino de A Coruña y que marcó varias décadas de la institución.

Hasta ahora, en lo alto del Casino se ofrecía una cocina fusión que no descuidaba lo tradicional con el arroz con bogavante como plato estrella junto a otras especialidades como las croquetas caseras de langostino, jarrete estofado al vermú o la merluza en caldeirada. Una cocina atlántica con pescado fresco que ahora con el nuevo restaurante ha evolucionado hacia un concepto de carta cambiante y menú semanal de martes a viernes.

Foto: Quincemil

En el Leirón, entre las opciones disponibles para picar, se encuentran entre muchas otras: ensalada de queso de cabra con bacon crispy y cebolla caramelizada, croquetas caseras de macrodipiota con patata paja, zamburiñas a la plancha con aceite de eneldo, tarta de tomate, anchoa y queso de Arzúa; guiso de alcachofas con jamón, pulpo a la plancha con cremoso y ajada o langostinos en tempura con kimchi.

Para comer, los clientes habituales del Boavista que sigan yendo a este restaurante del Casino aunque haya cambiado el formato, se alegrarán de saber que se conserva en la carta el arroz con bogavante y vieiras. Otras opciones de plato principal pueden ser: rape crujiente con cremoso de boniato y virutas de Cebreiro, merluza de Celiro con coliflor en textura y ajada, bacalao al horno con langostinos, codillo de cerdo ibérico laqueado con cremoso de patata y punta trasera de ternera gallega con patata bastón.

De caza y setas, destacan variedades como el boletus a la plancha con huevo a baja temperatura, la espuma de patata con puntilla de huevo frito y chorizo de jabalí, la pierna de venado con crema de grosellas y cremoso de castaña, perdiz a la cazadora o arroz de jabalí y setas de temporada. Para un final de experiencia dulce, algunos postres son: filloas rellenas de crema pastelera y helado de nata, cañas de Carballiño rellenas de crema pastelera, coulant de chocolate con helado de mandarina, tocinillo de cielo con helado de manzana o copa de licor café y helado de avellana.

Foto: Quincemil

Menú del día por 15 euros

El menú del día está disponible de martes a viernes e incluye primer plato, segundo plato, postre, café, pan y agua mineral. Las opciones variarán cada semana pero para terminar noviembre desde el restaurante ofrecen, por ejemplo: ensalada italiana de rúcula, mozzarella fresca, mortadela y pesto; crema de calabacín, queso do Cebreiro y pan frito o revuelto de níscalos y jamón.

Como segunda parte de la comida se puede degustar paleta de cerdo asada con cremoso de patata y parmesano, arroz de costilla adobada con verduras o abadejo en salsa verde. La tarta de almendra casera y el carpaccio de piña y yogur natural ponen el toque dulce.

Vivir