El Español
Economía
|
Tecnología

Docuten: la startup que pasó de A Coruña a Londres en una década

Docuten, empresa coruñesa dedicada a la digitalización de procesos administrativos, abre su primera sede en Reino Unido en su décimo aniversario
06:00 · 03/01/2020
El equipo de Docuten en A Coruña
Ofrecido por:
Publicidad

Hace justo diez años que dos jóvenes profesionales de la informática, Brais Méndez y Ángel Aparicio, arrancaban su propio proyecto empresarial.

En ese año 2009 el término startup, que tan familiar nos parece ahora, sonaba por aquí más bien exótico. De hecho, ni Brais ni Ángel pensaban que estaban montando una startup. Enxendra, que así fue como bautizaron a la criatura, pretendía ser una empresa tecnológica que proporcionase servicios relacionados con la facturación electrónica a otras empresas. Brais y Ángel llevaban años trabajando en ese ámbito empresarial, y creían que podían crear su propio proyecto sin necesidad de más inversión que su propia implicación. 

Ángel y Brais, fundadores de la empresa

Unos primeros años difíciles

Los primeros años no fueron fáciles, y no es un tópico. Por un lado los socios tuvieron que hacer un máster acelerado en gestión empresarial. Ellos eran informáticos con cierta capacidad personal de gestión, pero dirigir una empresa es otra cosa, y no tuvieron otra que aprender mientras la montaban. 

Y por el otro, un retraso legislativo hizo que sus expectativas de negocio iniciales no se cumpliesen. La entrada en vigor de la obligatoriedad de facturar electrónicamente a las administraciones públicas se retrasó hasta el 2015, y eso frenó considerablemente la implantación de esta tecnología en las empresas españolas en los primeros años de la década.

La compañía aprovechó la situación para diversificar su propuesta tecnológica, incorporando la firma electrónica en sus servicios, lo que permitió aumentar su cartera de clientes y empezar a trabajar con compañías internacionales como Grupo Planeta o la farmacéutica Chiesi. 

El equipo de Docuten trabajando

De hecho, consiguieron ampliar su mercado lo suficiente como para que los proyectos que iban realizando les proporcionasen el margen necesario para poco a poco ir construyendo productos. El objetivo que se plantearon era dejar de hacer proyectos de facturación electrónica para dar un servicio contínuo a través de una plataforma SAAS (“Software as a Service”), como hacen empresas tan conocidas como Google, Dropbox o Mailchimp. 

El modelo SAAS permite a las empresas que tienen un producto contar con ingresos recurrentes, ya que sus clientes les pagan mensual o anualmente por el servicio que reciben. Y por ello los socios de Enxendra crearon primero Signedoc y Hazteunafacturae, servicios que permitían, respectivamente, firmar digitalmente y emitir facturas electrónicas. 

La creación de Docuten

En el 2017 se decidió crear un único servicio que aglutinaba en una misma plataforma los servicios de firma digital y factura electrónica, que se llamó Docuten. En ese momento también se tomó la decisión de cambiar el nombre de la compañía, adoptando el del propio producto (Docuten) como nombre comercial, evitando así malos entendidos. 

A finales del 2018 Docuten completó su propuesta de valor comprando Besepa, una startup enfocada a la automatización de pagos online. La integración de esta tecnología en su cartera de servicios ha permitido a la compañía tener una propuesta de valor diferencial, que le permite ofrecer a sus clientes la posibilidad de digitalizar todos sus procesos administrativos, desde la firma de un contrato hasta el pago de la factura, con un mismo proveedor tecnológico. Y este valor diferencial es muy trascendente para empresas de tamaño medio o grande, que saben perfectamente el riesgo que asumen cada vez que se embarcan en un proyecto de digitalización con un nuevo proveedor.

El equipo de Docuten en Madrid

Actualmente la compañía se encuentra en un proceso de expansión internacional. En este 2019, Docuten fue seleccionada para participar en el Global Entrepreneur Programme (GEP) del Gobierno de Reino Unido. El programa ofrece a las empresas beneficiarias la ayuda necesaria para desarrollar planes comerciales, asistencia para reubicarse en Reino Unido, promover las presentaciones a inversores, así como orientación y mentorías para crecer en el mercado internacional y asistencia permanente mientras se encuentre en territorio británico. 

Contando con ese apoyo tan relevante, Docuten ha creado en el 2019 una filial en Londres que deberá ser una pieza clave en toda su estrategia internacional. 

Resumiendo: en 10 años Enxendra ha cambiado de nombre para llamarse Docuten, y ha pasado de ser un proyecto de dos socios a ser una compañía con 26 trabajadores, con sedes en A Coruña, Madrid y Londres; que ya da servicio a empresas como Desigual, Grupo Planeta, Estrella Galicia, Repsol, Louis Vuitton, Nortempo, Ilunion o Cabify; y que está empezando a dar sus pasos para convertirse ella misma en una multinacional.   

El ecosistema tecnológico en Galicia

Pero para entender mejor ese camino es necesario mirar más allá, y entender que Docuten es parte de un ecosistema de startups y empresas tecnológicas que se ha ido consolidando en Galicia en estos mismos 10 años. 

Ese ecosistema se puede visualizar en el mapa de startups de Galicia creado por startup.gal, en el que ya hay más de 120 empresas que encajan en ese esquema. Y a esos proyectos hay que sumar las empresas tecnológicas más “tradicionales”, aquellas consultoras que dan servicios al resto del entramado empresarial. 

Sabemos que el sector tecnológico aún no es comparable en números (facturación, empleos...) con otros sectores claves de la economía gallega, como el textil o la automoción, pero todos los actores económicos debemos ser conscientes de que su consolidación y crecimiento es fundamental para la economía gallega por dos factores fundamentales:

  • Las empresas de servicios relacionados con las TIC son proveedores críticos para la productividad de sus clientes. Sin proveedores TIC de calidad, las empresas gallegas no podrán ser competitivas en el mercado global
  • Muchas empresas TIC, especialmente aquellas de producto, tienen la capacidad de hacer negocio fuera de nuestras fronteras y traer a Galicia la riqueza generada. Y esto es una tendencia imparable, que puede convertir al sector tecnológico gallego en uno de los que más contribuya a nuestra balanza exterior.

Por todo ello, en estas fechas tan señaladas me atrevo a pedir a los sectores tradicionales de la economía gallega que se acerquen más a las empresas tecnológicas y especialmente a las startups, que intenten conocerlas a ellas y a los emprendedores que están detrás, porque pueden convertirse en perfectos aliados estratégicos o magníficas oportunidades de inversión

Dani Cerqueiro es Responsable de marketing y comunicación de Docuten, y Promotor de startup.gal.  

Economía