El Español
Actualidad
|
A Coruña

Vecinos de Liáns (Oleiros) denuncian que los cazadores usan armas de fuego en las aceras

La Ley de Caza califica estas conductas como infracción grave con sanciones de hasta 6.000 euros y la posibilidad de que los cazadores sean inhabilitados para obtener una licencia de caza durante un año
El lugar donde se produjo el incidente (Oleiros).
Libera!
El lugar donde se produjo el incidente (Oleiros).
Ofrecido por:

Varios cazadores han disparado armas de fuego ayer desde una acera en Oleiros y se han enfrentado a los vecinos de A Ferrala, en la parroquia de Liáns. Así lo han denunciado la asociación animalista Libera! que ha comunicado que trasladará el caso al Parlamento y al Congreso de los Diputados a la vez que pide a la Xunta de Galicia que identifique a los participantes en la batida y les inhabilite hasta el cierre del expediente sancionador.

Los habitantes de la zona han mostrado su indignación por lo ocurrido ya que disparar armas de fuego desde las aceras es una conducta prohibida por la Ley de Caza de 2013 y "por el más elemental sentido común" a parte de que Libera! advierte que "disparar en zonas de seguridad es una infracción de carácter grave".

La detonación fue escuchada por una familia que jugaba en el jardín, a pocos metros de la calzada donde se habría efectuado el disparo y en cuanto salieron de la vivienda, los cazadores trataron de huir de la zona hasta que fueron alcanzados por varios vecinos. El encontronazo con la cuadrilla de cazadores se produjo cuando varios residentes de las viviendas contiguas recriminaron a los cazadores su acción, lo que derivó en que "se pusieran agresivos sin que se personara ninguna patrulla de la Policía Local o de la Guardia Civil del puesto de Oleiros", según la asociación animalista.

Tras conocer estos hechos, Libera! ha calificado el acto de disparar como "de extrema gravedad" y ha recordado que la propia Ley de Caza califica estas conductas como infracción grave, con sanciones de hasta 6.000 euros y la posibilidad de ser inhabilitados para obtener una licencia de caza durante un año. Además, los animalistas han avanzado que presentarán sendas iniciativas en el Parlamento de Galicia y en el Congreso de los Diputados para denunciar la falta de medios de seguridad en cada vez más espacios urbanos "donde los cazadores parecen campar a sus anchas".

En este sentido, desde la asociación recuerdan como en el barrio coruñés de Novo Mesoiro los cazadores llegaron a disparar desde las fachadas, con el evidente riesgo para cualquier persona y se preguntan a este respecto qué hubiera sucedido si el disparo hubiera alcanzado a una persona que paseara en ese momento por la calle o a un animal doméstico, a parte de la posibilidad de dañar una propiedad privada rompiendo alguna ventana. A su vez, señalan que "no es extraño que los cazadores se apresuren a pagar daños personales para evitar denuncias públicas" o que los vecinos afectados acudan a comisaría.

Los defensores de los animales demuestran que estos actos irregulares en la calle Ferrala de Oleiros no son puntuales, así como el ataque de perros de caza a un gato doméstico en el interior de una finca de Carballo sin que los cazadores hicieran nada por evitarlo o la rotura de cristales en viviendas.

Actualidad