El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

"Una herencia que desespera": La odisea que generó un edificio en ruinas en Ferrol

La batalla contra las ruinas en Ferrol ha generado diversas problemáticas a lo largo de los años y una de sus propietarias cuenta la odisea a la que se enfrenta con un inmueble de la calle Concepción Arenal.
Fachadas de la calle Concepción Arenal.
Quincemil
Fachadas de la calle Concepción Arenal.
Ofrecido por:

Esta semana hemos conocido que el ayuntamiento accederá al inmueble en ruinas, situado en el número 156 de la calle María, en Ferrol. El objetivo es inspeccionar su interior para acometer una posible ejecución subsidiaria y paliar la problemática que está causando en el entorno. No es este un caso aislado, en la ciudad, y, precisamente esta semana, una vivienda situada en la calle Concepción Arenal está causando serios dolores de cabeza a sus actuales propietarios.

En la propia calle calle Concepción Arenal nos encontramos, a lo largo de su recorrido, un elevado número de viviendas en estado de serio abandono y una de ellas está suponiendo un auténtico desafío para un grupo de hermanos a los que el inmueble les llegó por mediación de una herencia, generando una situación que tachan de "odisea total".

Aspecto de una vivienda en la calle Concepción Arenal.
Desconchones en las fachadas de viviendas d la calle Concepción Arenal.
Aspecto ruinoso de dos viviendas en la calle Concepción Arenal.

Según cuenta una de las afectadas, a este diario, heredó, junto a sus hermanos, un inmueble en la calle Concepción Arenal, en las proximidades de la Plaza de Canido. Señala, además, que hasta el momento de heredar "no sabía que teníamos ahí un inmueble" y "ninguno queríamos quedarnos con la vivienda".

Un inquilino inesperado

En el mes de agosto del pasado año acudieron a visitar el inmueble con la idea de gestionar su venta y se encontraron con una coyuntura con la que no contaban para nada. Y es que tal y como cuenta esta afectada, cuando accedieron al interior de la vivienda, se encontraron con individuo habitando, de manera irregular, en su interior. Señala que "la basura que había en la planta baja, tenía como medio metro de altura" y que, además, "desde el piso bajo se podía ver la planta superior por un agujero".

Este inquilino no deseado, cuenta la afectada, les persiguió por las escaleras alegando que "esa era su casa" y fue entonces cuando decidieron alertar a las autoridades. Denuncia que, en ese momento, "entre municipales y nacionales se pasaron la pelota" y acabó, señala, en comisaría para interponer una denuncia por miedo a que "a esa persona le pudiera ocurrir algo en el interior de la vivienda".

El inmueble se encuentra en estado de ruina y han llegado a caer cascotes a la calle, teniendo que hacer frente los actuales propietarios a costear los daños ocasionados. Señalan que, en una ocasión, un desprendimiento provocó daños en un vehículo y ellos tuvieron que hacerse cargo.

Proceso judicial

En febrero, cuenta una de las propietarias, se celebró un juicio para buscar solución al problema ya que, insiste, ellos nunca quisieron hacer uso de la vivienda y al encontrarse habitado se encuentran en una situación de parálisis absoluta. Reseña, además, que a pesar de que la fiscalía recomendó en ese momento desalojo del inmueble, la sentencia no lo autorizó.

Actualmente acaban de recibir, cuentan, una citación para acudir al inmueble y poder acometer el informe de ruina, pero, esta propietaria, tiene cierto temor a acceder a la vivienda "mientras esté ahí ese señor" y, además, su residencia habitual se encuentra en Madrid y le resulta complicado desplazarse hasta Ferrol.

Una "odisea total", cuenta, que desespera a este grupo de hermanos que no contaba con la situación, en el momento en el que recibieron la herencia, y que se suma al conjunto de edificios problemáticos de la ciudad departamental.

Una batalla contra las ruinas a la que se le intenta poner coto mediante programas de rehabilitación como 'Rexurbe' y en la que han puesto su empeño empresas como 'Revive Ferrol' que, en zonas como Canido, ha dado una nueva vida a viviendas con mucha historia, generando, además, un entorno mucho más amable que es, en definitiva, lo que merece la ciudad.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad