El Español
Actualidad
|
Galicia

Un estudio de la vacunación en Galicia revela una efectividad para no contagiarse del 67%

Martinón destaca que en mayores de 65 años la efectividad es del 89,5% con dos dosis, frente al 41,1% con una sola, por eso avala completar la pauta
Vacunación en Galicia.
EP
Vacunación en Galicia.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer estudio de la efectividad de la vacunación en Galicia, con datos hasta el 17 de marzo, revela que las personas que fueron inmunizadas, ya sea con una o dos dosis, han tenido un 67 por ciento de probabilidades menos de tener un test positivo por SARS-Cov-2 que la población no vacunada.

Si se tiene en cuenta la población que recibió una sola dosis, la efectividad ha sido del 47 por ciento, pero el dato "más importante" es que cuando la pauta se ha completado con las dos dosis, la efectividad ha sido del 88,4 por ciento en todo tipo de infección, ya sea leve o grave, o asintomática o sintomática. "Son datos muy positivos", ha destacado, en declaraciones a Europa Press, el director del estudio, Federico Martinón, el cual se ha realizado en virtud de un acuerdo del Idis y la Consellería de Sanidade.

En días pasados, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, avanzó algunos datos de este estudio, que es pionero y tiene la relevancia de que estudia la efectividad de la vacuna en población "real". Este mismo martes, Galicia esgrimió los primeros datos de este informe, que próximamente también contará con las conclusiones sobre la efectividad en la hospitalización y en la mortalidad (en su reducción), para defender la postura de completar la pauta de las dos dosis de la vacuna en mayores de 70 años, frente a la propuesta inicial de alargarla que hizo el Ministerio de Sanidad.

Precisamente, la Comisión de Salud Pública convocada de urgencia, en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ha acordado seguir la pauta de dos dosis en el mismo intervalo de aplicación establecido.

En declaraciones a Europa Press, el doctor Federico Martinón ha destacado los resultados de este primer estudio, que en síntesis revela la "efectividad de la vacuna de la covid como medida de prevención" ante cualquier tipo de infección.

Datos pormenorizados

Para este primer análisis se han considerado 936.425 resultados de pruebas diagnósticas, después de administrarse 349.848 dosis de vacuna --11.194 de Moderna, 73.666 de AstraZeneca y 264.988 de Pfizer--. Además, al menos 250.226 habían recibido la primera dosis y 99.622 personas, la pauta completa.

El estudio concluye que la efectividad ante cualquier tipo de infección en aquellos que recibieron al menos una dosis (sea una o dos), es del 67 por ciento, es decir, la probabilidad de que tengan un test positivo es un 67 por ciento menor que en la población no vacunada.

Cuando se analizan los datos en la población con una sola dosis, la efectividad es del 47 por ciento y, cuando se completan las dos, asciende al 88,4 por ciento en todo tipo de infecciones.

Estos datos, ha explicado Martinón, también se ha desagregado por edades. Así, se ha concluido que "no hay diferencia vacunal" en función de la edad: con al menos una dosis, la efectividad es del 64,4 por ciento en el sector entre 18 y 65 años y del 69,6 por ciento en la franja de mayores de 65 años.

Cuando se ha administrado una sola dosis, el colectivo de entre 18 y 65 años la efectividad es del 51,8 por ciento; mientras que en los mayores de 65 años asciende al 41,1 por ciento, algo más baja. De hecho, Martinón ha destacado el hecho de que en mayores de 65 años la efectividad es del 89,5 por ciento cuando la pauta de dos dosis se ha completado. En el caso de la población menor de 65 años es de 86,7 por ciento.

El estudio poblacional en cuanto a los vacunados abarca, fundamentalmente, a los residentes en alguna institución pública, al personal sanitario y a los integrantes de colectivos esenciales vacunados antes del 17 de marzo.

Completar la pauta

Preguntado por la relevancia de completar la pauta, el experto en vacunas ha apuntado que "es difícil saber qué hay que hacer con certeza", porque todavía "nos movemos en un espacio de incertidumbre". Así, ha advertido de que cualquier decisión que pase por alargar el tiempo entre dosis debe ir acompañada por una "vigilancia epidemiológica".

A su juicio y a la vista de los primeros datos obtenidos, y tras recordar que los estudios de las vacunas se hicieron completando la pauta, en el caso en que se opte por intentar vacunar a más población pero sin completar la pauta su propuesta pasa por dividir la estrategia y hacer un "camino intermedio".

Así, haría una pauta diferida en la gente más joven, con un riesgo individual "menor" y llevar a cabo la pauta "normal", apurando al máximo los tiempos de los plazos, en las personas de mayor edad, que tienen un riesgo individual más elevado. "Esta sería una postura intermedia y siempre vigilando, como el sistema de vigilancia que tenemos en Galicia", ha remarcado.

Sobre el estudio de la vacunación en menores de edad, Martinón ha indicado que en este momento se ha paralizado porque el fármaco que se iba a utilizar es el de Janssen, por lo que, además de quedar en suspenso la inoculación a la población en general, también se han puesto en pausa los estudios. En todo caso, en próximos días se podrá saber si se retoman los análisis.

"Es necesario transmitir a la gente la realidad positiva de estas vacunas, que funcionan bien", ha remarcado Martinón, quien ha augurado que los datos de efectividad para reducir la hospitalización y la mortalidad también serán positivos.

Actualidad