El Español
Vivir
|
Con niños

Nace Carballolandia, el primer parque temático dedicado a este árbol en Galicia y el mundo

El recinto de más de tres hectáreas está ubicado en una pequeña aldea de Chantada (Lugo) y todas las atracciones se hicieron en menos de un día a raíz del tronco y la madera de un carballo centenario derribado por el viento
Parte del recinto de Carballolandia.
Parte del recinto de Carballolandia.

Hace unas semanas y en apenas 24 horas, él músico autodidacta César Freiría, más conocido bajo el nombre artístico de Cé Orquestra Pantasma, creó el primer parque temático en el mundo dedicado al carballo a partir de un árbol centenario de este tipo que fue derribado por el viento una pequeña aldea de Chantada (Lugo). A partir del tronco y la madera de este viejo árbol, el artista, junto con el propietario de la Chousa de Fontegil (un bosque cerrado rodeado de piedras), Anxo Moura, dio vida a Carballolandia, Oakland o Roboirus Park, que ofrece al público más de 12 actividades que se pueden desarrollar en las más de tres hectáreas que ocupa el recinto.

Está pensado para alquilar a familias o grupos por tardes enteras o días y sin monitorización para evitar que el contacto con gente externa al entorno familiar sea el mínimo posible. Entre las originales atracciones de las que se puede disfrutar en el lugar, destacan 16 bancos, columpios, cuerdas bambeantes, un tres en raya, escaleras para subir y bajar de los árboles (el parque está rodeado de centenares de carballos y castiñeiros), un canal de agua, una biblioteca ubicada entre dos carballos que aprovecha los huecos de los troncos a modo de estanterías o puentes da Vinci (en los que no es necesario fijar los elementos de la estructura porque se soporta a sí mismo y queda unido firmemente debido a su peso), a parte de que el propio carballo caído fue transformado en una especie de balancín y las familias también pueden disponer de una cabaña de madera.

El entorno es idílico, ya que en él está también, según cuenta el dueño, el conocido como carballo grande de Pousada. que "tiene más de 400 años y es uno de los más antigüos de Galicia" y se realizan campamentos de naturaleza para niños.

A su vez, el responsable de este proyecto reconoce que todo el mundo que ha vivido esta experiencia hasta el momento, "ha quedado alucinado". Los interesados deberán pagar 20 euros por alquilar una tarde el recinto y 30 por toda la jornada, además de que es necesaria reserva previa (648075831).

TEMAS:
Vivir