El Español
Actualidad
|
Galicia

Los restaurantes no podrán admitir más clientes a partir de las 00:00 horas en Galicia

El DOG ratifica el alivio en horarios de la hostelería, que sin embargo seguirá cerrada en los ayuntamientos con el nivel máximo de restricciones
Varias personas en una terraza en Vigo.
Europa Press
Varias personas en una terraza en Vigo.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 May. (EUROPA PRESS)

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó en la noche de este viernes la orden de la Consellería de Sanidade que ratifica la ampliación de los horarios de la hostelería para este mismo sábado: hasta las 23:00 horas los bares y hasta la 01:00 de la madrugada los restaurantes, pero no pueden admitir nuevos clientes desde la medianoche. Así figura en la orden que establece las nuevas restricciones de la Comunidad gallega que regirán desde este sábado, ante la previsión de que a las 00:00 del domingo decaiga el Estado de Alarma en toda España.

De este modo, en la línea de lo ya adelantado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en su rueda de prensa del jueves, una de las principales consecuencias es la retirada del toque de queda y la relajación de las medidas que afectan a sectores como la hostelería. Todo ello a excepción de los municipios en el nivel máximo de restricciones, donde estos establecimientos siguen cerrados al público (solamente pueden servir comidas a domicilio y para recogida) y continúa en vigor la prohibición de la movilidad nocturna de 01:00 a 06:00 de la madrugada. Así las cosas, los aforos y las condiciones de la hostelería varían en función de en cuál de los cuatro niveles de restricciones se encuentre cada ayuntamiento.

Cuatro niveles de restricciones

En el máximo, están a partir de este sábado cinco ayuntamientos (el 1,3% de la población) con una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días: Cambados, Cualedro, Laza, Padrón y Vilanova de Arousa. Esto, además de suponer su cierre perimetral y la prohibición de reunirse con personas no convivientes, implica que la hostelería sigue cerrada, con la única posibilidad de realizar entregas a domicilio hasta medianoche y recogidas en el local hasta las 22:30 (media hora antes del toque de queda).

Para el resto de ayuntamientos gallegos, independientemente del nivel en que se encuentren (alto, medio y bajo), los horarios se amplían hasta las 23:00 horas para los bares y la 01:00 de la madrugada para los restaurantes, aunque exclusivamente para servir cenas y sin que puedan recibir clientes nuevos a partir de las 00,00 horas. Eso sí, en estos locales las reuniones de personas no convivientes en las mesas tendrán respetar lo establecido con carácter general para todo tipo de espacios: cuatro para interiores y seis para exteriores.

Lo que sí varía en función del municipio y del nivel de restricciones es la capacidad de aforo con la que podrán abrir. En el nivel alto, para ayuntamientos con incidencia de entre 250 y 500 casos (A Laracha, A Merca, A Pastoriza, Coristanco, Gondomar, Marín, Mesía, Ribeira, Salceda de Caselas), los bares y los restaurantes solo abrirán en terrazas al 50%, además del servicio de reparto a domicilio y de recogida hasta la 01:00.

En el nivel medio (entre 150 y 250 casos por 100.000 habitantes) estarán un total de 28 ayuntamientos, el 24% de la población gallega: Carballeda de Valdeorras, Verea, Muíños, Verín, Xinzo de Limia, Allariz, Toén, Chantada, Meira, Cerdedo-Cotobade, Vilagarcía de Arousa, Soutomaior, Fornelos de Montes, Cangas, O Porriño, Tomiño, Tui, Vigo, Nigrán, Lalín, Silleda, Ames, Noia, Melide, Ordes, Carballo, Betanzos y Cambre. Ahí, la hostelería puede abrir al 30% en el interior y al 50% en terrazas.

Finalmente, el nivel medio bajo incluye al 70,8% de la población gallega, en cuyos municipios, 271, hay una incidencia por debajo de 150 casos por cada 100.000 habitantes. La hostelería seguirá con aforos del 75% en terrazas y del 50% en el interior.

Establecimientos de centros de trabajo

Caso especial es el de las cafeterías y restaurantes anexos a centros sanitarios y de trabajo, donde se podrá mantener el servicio independientemente del municipio donde se encuentren, aunque "no podrán superar el 50% de su capacidad", tal y como establece la orden publicada en la noche del viernes en el DOG. De hecho, el consumo dentro del local podrá realizarse únicamente sentado en la mesa, con la debida distancia de seguridad interpersonal entre clientes, mientras se deben respetar las limitaciones que se establezcan para grupos de personas: seis en espacios exteriores y cuatro en interiores.

Sin embargo, la orden de Sanidade establece que, en los ayuntamientos en los niveles máximo y alto, este tipo de locales deberán limitar su actividad a los trabajadores de los centros o, en el caso de instalaciones sanitarias, también a acompañantes de enfermos.

Estas reglas no serán aplicables a los comedores escolares, que se regirán por su normativa específica, mientras que las áreas de servicio para transportistas podrán permanecer abiertos más allá de las limitaciones horarias previstas. En ese caso, los profesionales deberán mostrar su acreditación y la consumición deberá realizarse de manera individual y sentada.

Actualidad