El Español
Economía
|
Tecnología

Los emblemáticos edificios de la Cros, en Culleredo (A Coruña), podrían volver a usarse

El gobierno local trabaja con el tejido empresarial y de investigación para convertir estas estructuras en un centro de economía circular
Estructura de la antigua fábrica de La Cros.
Concello de Culleredo
Estructura de la antigua fábrica de La Cros.
Ofrecido por:

El Concello de Culleredo tiene en mente volver a llenar de actividad las instalaciones de la Cros. El gobierno local trabaja en la vía de innovación e investigación para sacar adelante este proyecto que nace con la vista puesta en centros de diferentes ciudades europeas como Plymouth (Inglaterra), Tampere (Finlandia) o Peterborough (Inglaterra).

"Estas ciudades comparten un patrón con Culleredo, que está en el centro
neurálgico de un área metropolitana de más de 400.000 personas
, contando con las principales comunicaciones incluyendo un aeropuerto o acceso al puerto exterior. Además, el enclave de la Cros, figura de patrimonio industrial, permite configurar un lugar único junto a la ría", señala el gobierno local.

Este proyecto del Concello surge en conversaciones con el CETIM, Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial, y cuenta con el apoyo de 20 empresas punteras del ámbito autonómico y nacional. El alcalde José Ramón Rioboo trasladará este proyecto al Gobierno y a la Xunta para explicarles el "valor que tendría para Galicia". El regidor destaca la "oportunidad de empleo y desarrollo económico que supone para Culleredo una iniciativa de este calado".

"Referente en Europa"

El objetivo es que la Cros se convierta en un referente de Economía Circular del sur de Europa, un centro de investigación que aportará valor al tejido empresarial, "tendiendo puentes a la innovación transfronteriza y creando un espacio para el desarrollo industrial y social".

Tendrán cabida dentro de este proyecto sectores estratégicos en Galicia como el textil, el forestal, el digital, el agropecuario y la lucha contra el cambio climático. Además, supondrá la recuperación de las antiguas naves de la fábrica de la Cros y se dedicaría parte de la superficie para el suo público de la ciudadanía.

La fábrica de la Cros fue construida en 1931 y estuvo en funcionamiento hasta los años 80. Se trataba de una empresa encargada de la fabricación de fertilizantes y estos edificios de estilo industrial permanecieron abandonados desde el cierre de la empresa, pero desde el Concello siempre se buscó su recuperación y se mantuvo la estructura de tres de ellos.

Economía