El Español
Economía
|
Talento 15000

Livegens: gafas y relojes ecológicos diseñados por emprendedores en A Coruña

Son dos hermanos a los que crear su propia empresa que tiene moda y sostenibilidad como ingredientes les ha unido más, y les ha abierto un camino en el que sueñan con vender en cualquier punto del planeta mientras siguen desarrollando proyectos sociales y ambientales
Javier y Aitor, los dos hermanos emprendedores
Javier y Aitor, los dos hermanos emprendedores
Ofrecido por:

Democratizar la moda y ser respetuosos con el medio ambiente son los dos pilares de Livegens, una empresa de moda sostenible que acaba de nacer en A Coruña como un emprendimiento verde y social. Dos hermanos están detrás de esta marca que lanzó su colección de gafas y relojes "eco" el pasado mes de junio y que ya ha cosechado algún que otro reconocimiento.

El proyecto ha nacido ya 100% libre de plásticos y con unos motivos que no titubean. "Venimos de una familia muy vinculada al cuidado del medio ambiente, en la que hemos mamado el respeto al entorno natural. Esto, junto a la pasión por la moda de mi hermano y mía nos llevó a sacar adelante la idea", cuenta Javier Ramón, la mitad de Livegens junto a la otra mitad que aporta su hermano Aitor.

Ambos son originarios del valle de Fornela que pertenece a la reserva de la Biosfera de los Ancares, un área limítrofe con Lugo, donde sus padres y antepasados trabajaron como guardias forestales y agentes medioambientales. Javier Ramón tiene formación en turismo y comunicación audiovisual y se asentó en A Coruña hace más de una década.

Los dos hermanos Ramón, unidos también por Livegens

"Se cruzó en mi camino la posibilidad de formarme como emprendedor, y a partir de ahí le fui dando forma a un primer proyecto, Viajeros Lowcost en 2013 y este año nació el proyecto Livegens, con una colección de gafas de sol hechas de bambú".

Ideas materializadas de forma sostenible

El motivo de elegir el bambú como materia prima tampoco es aleatorio. "Cuando nos fijamos en el bambú como materia prima para fabricar las gafas pensamos en un metáfora: es el árbol más sostenible, que necesita su tiempo y su espacio para poder echar raíces, pero una vez que lo consigue se convierte en un árbol muy fuerte, que puede llegar a crecer un metro en un solo día", explica Javier. "Lo mismo que el desarrollo personal de los seres humanos, necesitamos tiempo para plantar nuestros objetivos y a partir de ahí, poner toda la energía para desarrollarlos", continúa uno de los impulsores de este proyecto pionero en Galicia

Por ahora no tienen la capacidad para crear su propia fábrica, pero se encargan personalmente de auditar cada centro productivo en el que se fabrican los relojes y las gafas para garantizar el cumplimiento de estándares laborales y de calidad. Además, las materias primas cuentan con certificado FSC que da la garantía al consumidor la sostenibilidad de los bosques de donde sale la madera de los relojes y el bambú con el que se hacen las gafas. Algo en lo que incide es en la duración de los productos: "No serían plenamente sostenibles si hubiese que desecharlos al poco tiempo, miramos que el producto dure".

Seis meses "meteóricos"

Son apenas seis meses desde que constituyeron Livegens como empresa con domicilio social en A Coruña y Javier describe esta etapa como de "gran intensidad". "Ha sido meteórico, en verano las ventas de gafas respondieron muy bien, y ahora esperamos mantenerlas con los relojes en Navidad".

Algo que les animó enormemente es el hecho de haber recibido el premio MOCE al espíritu emprendedor, organizado por la Fundación Ronsel con el aval y apoyo de la Xunta de Galicia y el BBVA. "Valoramos mucho el reconocimiento del jurado, porque sus integrantes votaron en sobre cerrado, además con una composición muy multidisciplinar, y al sumar todos los votos resultamos los elegidos como mejor proyecto empresarial de Galicia en 2019", destaca.

Lograron también el tercer premio en Expotural, la Feria de la Naturaleza y el Turismo sostenible de Madrid, donde participaron también como expositores; además, llegaron a ser finalistas en los premios AJE, como representantes de A Coruña.

Internacionalizar el proyecto

Afrontan el futuro con perspectivas de crecimiento: "Lo vemos muy escalable, podemos vender en EE.UU. a golpe de click". Ya han iniciado ventas a través de Amazon, de momento son puntuales hacia el extranjero, pero ya han vendido en Alemania y Reino Unido y cuentan con un acuerdo para vender en EE.UU. vía Miami.

Además piensan ya en nuevos productos. "La idea inicial fueron las gafas, pero enseguida vimos el potencial de los relojes que además nos permite mantener las ventas todo el año; ahora ya tenemos mochilas y gorras con algodón orgánico, y pensamos ya en fabricar termos como próximo producto". Nos cuenta que otra línea para seguir desarrollando Livegens es llegar a acuerdos con tiendas físicas que comparten su filosofía "verde", de forma que puedan llegar a público que le gusta probar in situ, en España y en el extranjero.

Javier y su madre, este fin de semana en el Mercado das Nubes de Nadal (AN)

Impacto social

Se definen como emprendedores sociales y están muy implicados en proyectos solidarios. "Con cada venta que hagamos en la campaña de Navidad destinaremos un euro a proyectos sociales y ambientales en Cuba", donde Javier estuvo realizando un proyecto de investigación.

Ya hicieron un calendario solidario para apoyar proyectos en ese país caribeño y este fin de semana estarán en el Mercado das Nubes de Nadal en San Agustín, donde participarán en un desfile de moda cuya recaudación se destinará a la Asociación Española Contra el Cáncer. Otra de sus acciones está encaminada limpieza de basuraleza en entornos naturales: "hicimos una en Santa Cristina este verano, también en los Ancares".

"Humildad y trabajo son los dos ingredientes para que un proyecto llegue a buen puerto", aunque Javier reconoce que hay que añadirle a esta base muchas horas. También desarrollar habilidades para convertirse en hombre orquesta, "pero cuenta más la ilusión y las ganas que le echas a un proyecto propio".

"Somos conscientes de que los éxitos no son inmediatos, es una carrera de fondo; crear la empresa nos ha unido más a los hermanos y otros integrantes de la familia nos apoyan mucho", reconoce el emprendedor que no cambia ni un paso en el camino recorrido hasta ahora, lleno de aprendizajes para el futuro.

Economía