El Español
Actualidad
|
A Coruña

La marquesina de la Plaza de España de A Coruña, hotel improvisado en la noche de San Juan

Dos personas durmieron sobre la marquesina de la parada de bus de la plaza de España de A Coruña y fueron fotografiadas por los vecinos
Imágenes de dos personas durmiendo sobre la marquesina del bus de la Plaza de España en A Coruña
Cedidas
Imágenes de dos personas durmiendo sobre la marquesina del bus de la Plaza de España en A Coruña
Ofrecido por:

El retorno de la noche de San Juan en A Coruña ha sido por todo lo alto, pero también exigente físicamente. Muchas de las 125.000 personas que se dieron cita en las playas y barrios de la capital herculina durmieron en sus casas, otros en hoteles (hubo un 90% de ocupación) y algunos pocos tuvieron que encontrar lugares improvisados para pasar la noche, o más bien la mañana. Afortunadamente para estos últimos, el pronóstico del tiempo no se cumplió y no se ha puesto a llover hasta entrada la tarde del 24 de junio.

A dos de los visitantes más audaces de A Coruña se les ocurrió la idea de subirse a la marquesina del autobús de la plaza de España para dormir ahí después de una larga noche de fiesta. Las personas que pasearon por la acera o esperaron el bus debajo de este improvisado somier probablemente no se percataron de la presencia de ellos, pero tanto los vecinos de la plaza como los que pasearon por la acera de enfrente sí pudieron ver la escena, que inmortalizaron con fotos.

Las dos personas durmiendo sobre la marquesina del bus, desde uno de los edificios de la plaza
Las dos personas durmiendo, desde el otro lado de la calle
Otra perspectiva de las dos personas durmiendo sobre la marquesina
Marquesinas-hotel de la plaza de España

Se trata de la doble marquesina que hay en la parada de autobús de la plaza de España, justo al lado de la administración de lotería Pato, en el sentido de bajada hacia la calle Panaderas. Este improvisado lecho se encuentra a tan solo unos metros de la calle San Juan, uno de los lugares de referencia en la celebración de la noche más corta del año.

Las imágenes están siendo compartidas en redes sociales, sin que hayan trascendido más detalles de la anécdota. No se sabe cómo o por dónde escalaron. Eso sí, hay dos cosas que han quedado claras: la necesidad agudiza el ingenio, y las marquesinas de la plaza de España son resistentes.

Actualidad