El Español
Actualidad
|
A Coruña

La actividad de los Museos Científicos coruñeses que simula la propagación del coronavirus

A través de un juego de puntos, el ejercicio busca explicar a los niños por qué el distanciamiento social retrasa la propagación del virus
17:39 · 26/03/2020
Capturas del la actividad sobre la propagación del coronavirus
Quincemil
Capturas del la actividad sobre la propagación del coronavirus

¿Por qué quedarnos en casa? Esta es una pregunta que muchos niños se hacen desde que sus padres le dijeron que no podían salir de casa porque había un virus muy contagioso. Esta situación de confinamiento no es entendible para los más pequeños de la casa, quienes están ansiosos por bajar a la calle a jugar. ¿Cómo se lo explicamos? Echando mano de una actividad interactiva.

Los Museos Científicos de A Coruña han echado un cable a los progenitores proponiendo un ejercicio para que los más peques de la casa entiendan cómo el distanciamiento social retrasa la propagación del coronavirus.

Los Museos Científicos han dado a conocer este ejercicio a través de sus perfiles en la redes sociales, donde han subido dos videos que explican cómo es la propagación del coronavirus con y sin confinamiento social. Para explicarlo, echan mano de un juego de puntos.

En el primero de los vídeos se refleja cómo el virus se propaga mientras la gente juega, pasea y va a la escuela libremente. Sin guardar la distancia social, la actividad nos muestra como los puntos van cambiando de color a medida que son infectados por aquellos que portan el virus.

Ahora, ¿qué pasa cuándo el virus se propaga en un ciudad donde la gente se queda en casa? Que los "puntitos" no cambian de color con la rapidez que lo hacía en el primer video. ¿El motivo? El distanciamiento social.

En el segundo caso, los niños no salen a la calle a jugar ni van a la escuela. Se quedan en casa. Y así es cómo los Museos Científicos explican a los niños que estos días se tiene que quedar en casa sí o sí.

Esta lección que nos dan los Museos Científicos coruñeses a modo de actividad no solo ayuda a los más pequeños de la casa, también muchos mayores deben echar un vistazo a este actividad para darse cuenta que salir de casa es un auténtica irresponsabilidad.

Pese al confinamiento decretado por el Gobierno, muchas personas hacen caso omiso del mismo, como las siete personas que estaban haciendo una fiesta ilegal en una nave de Culleredo o el hombre que fue denunciado por hacer ejercicio y fingir tener coronavirus para evitar ser multado. Sí o sí, #quédatenecasa.

Actualidad