El Español
Cultura
|
Conoce Santiago

Galeras: de lavadero y hospital a barrio residencial de Santiago

El barrio de Galeras, a orillas del Sarela y a las puertas del Casco Histórico de Santiago, nació como el lavadero de la capital gallega y creció con la construcción del Hospital Xeral. Tras su abandono, se ha sabido reinventar para convertirse en una referencia residencial, de calidad de vida y de zonas verdes.
El barrio de Galeras visto desde el parque.
Santiago Turismo
El barrio de Galeras visto desde el parque.

La del Barrio de Galeras es una historia de éxito en los últimos años, en los que pasó a convertirse en una referencia residencial y de zonas verdes situada a escasos metros del Casco Histórico de Santiago. Aún así, su parque a orillas del Río Sarela y el edificio abandonado Hospital Xeral todavía nos hablan de su pasado.

Galeras nace como un barrio situado fuera, aunque muy cerca, del perímetro amurallado de Santiago. Esta ubicación, así como su posición estratégica junto al cauce de los ríos Corgo y Sarela, le dio su primera ocupación y la que marcó su origen: el lavadero del Casco Histórico.

Así, las familias humildes de Galeras, dedicadas en su inmensa mayoría a la agricultura, también se encargaban de lavar la gran cantidad de ropa que les llegaba de familias acomodadas del Casco Histórico, del desaparecido Cuartel de Vistalegre o del Hospital Real, ubicado en el actual Hostal dos Reis Católicos.

El de lavandera era un oficio muy duro, totalmente feminizado y mal pagado y, aunque Santiago era una ciudad plagada de lavaderos al estar bañada por los ríos Sar y Sarela, Galeras se convirtió en el barrio por excelencia en lo que se refiere a esta ocupación.

El río determinó este primer rol de Galeras, pero también siguió escribiendo su historia años después: si las lavanderas aprovechaban las aguas tranquilas del Sarela en la zona que ahora ocupa el parque, las curtidurías y molinos se valían de la fuerza de la corriente del río Corgo en la parte más alta de su curso.

La Fábrica da Luz o Casa das Máquinas, todavía en rehabilitación (Compostela Verde).

Galeras albergó entre finales del siglo XVIII y principios del XIX la mayor parte de las 28 fábricas de cuero de Santiago y a día de hoy todavía es posible visitar algunas de estas antiguas instalaciones herederas del pasado industrial de la ciudad.

En el siglo XIX también se instaló en la zona Fundiciones Franco, situada en O Carme de Abaixo y fundada por un extrabajador de Sargadelos que abandonó la empresa cuando esta entró en crisis.

Dentro de la historia industrial de Galeras también cabe destacar la de la Fábrica da Luz, conocida también como Casa das Máquinas, un edificio de 1919 diseñado por Jesús López de Rego y financiado por comerciantes e industriales compostelanos que montaron una cooperativa ante el monopolio de la luz.

Posteriormente, el edificio pasaría a ser propiedad de Unión Fenosa para, finalmente, ser cedido al Concello de Santiago, que actualmente está trabajando en su rehabilitación para convertirlo en un centro sociocultural.

Otro recuerdo del pasado de Galeras se encuentra en la zona de Santa Isabel, en su límite con el vecino barrio de Vista Alegre: allí se construyó en el siglo XVIII el Cuartel de Instrucción de Santa Isabel, derruido en 1973 y ubicado en los terrenos que actualmente ocupan la piscina municipal y el gimnasio.

Sin embargo, la construcción que marcó la fisionomía del barrio en el último siglo fue, sin duda, la del Hospital Xeral, iniciada en 1920. La vida de Galeras cambió para siempre al pasar a albergar el centro hospitalario de referencia del área sanitaria de Santiago y O Barbanza, tras lo que comenzaron a proliferar cafeterías y restaurantes.

Esta historia se truncó con la construcción del Hospital Clínico de Santiago, que tomó el relevo del Hospital Xeral, abandonado desde 1999. Recientemente, la Universidade de Santiago de Compostela (USC) vendió este edificio que, de acuerdo con lo acordado por el Concello de Santiago, podrá ser habilitado para usos comerciales en su planta baja y para usos residenciales en las restantes, a la vez que podrá contar con un aparcamiento subterráneo.

A falta de un hospital que diese vida a la zona, esta fue adquiriendo poco a poco el aspecto que conocemos a día de hoy: en 1999 se dio forma al Parque de Galeras, con una extensión de más de 31.000 metros cuadrados.

Así fue como, poco a poco, el barrio fue adquiriendo su carácter residencial, con la construcción de los apartamentos de la Rúa do Morón, los bloques de edificios de la calle principal, o la construcción de los edificios de Domingo García Sabell en el antiguo aparcamiento del Hospital Xeral, donde también se encuentran actualmente las oficinas de la Seguridad Social.

Mientras tanto, en la parte trasera del Hospital Xeral, entre Galeras y Entrerríos, se construyó un bloque de edificios de lujo y el nuevo Centro de Salud de Galeras, recuperando una pequeña parte de la actividad sanitaria del barrio.

Privado del peso industrial y hospitalario de otro tiempo, Galeras es un barrio que ha sabido reinventarse para pasar a convertirse en toda una referencia residencial, de calidad de vida y de zonas verdes en el corazón de Santiago.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura