El Español
Actualidad
|
A Coruña

El turismo y la hostelería de A Coruña, perdida la Semana Santa, ven con dudas el verano

Hablamos con hosteleros, agencias de viajes y responsables de empresas de alquiler de vehículos sobre las consecuencias del COVID-19 para sus negocios y las expectativas que tiene puestas en la próxima época estival. Esto es lo que nos cuentan
06:00 · 9/4/2020

Sin viajes ni procesiones. Esta es una Semana Santa atípica.En circunstancias normales, hoy, Jueves Santo, muchas personas comenzarían sus vacaciones de Semana Santa. Sin embargo, el coronavirus ha paralizado todo. Las tiendas y los restaurantes permanecen cerrados. No hay paseos, ni terrazas donde tomar una caña en familia o con amigos. Estos días festivos que hoy comienzan eran el pistoletazo de salida para la temporada alta de un sector turístico que vive un momento delicado.

Bares, restaurantes agencias de viajes y otros servicios como el alquiler de vehículos tendrían que estar haciendo su particular agosto, pero la crisis sanitaria provocado por la expansión del COVID-19 ha cambiado sus planes a corto y medio plazo. Tras dar por "perdida" la temporada de Semana Santa, miran el verano con incertidumbre. Desconocen cómo se presentará la próxima época fuerte del año y cuáles serán las restricciones a la hora de llevar a cabo su actividad.

"Volveremos a viajar"

Las cancelaciones de viajes se dispararon durante estas últimas semanas, incluso antes de la proclamación de estado de alarma. La prohibición de viajar hizo que mucha gente decidiese cancelar su próximo viaje. El director comercial de Viajes Rai, Agustín Vázquez, afronta el verano con cierta incertidumbre. Los meses de mayo y junio ya los da por perdidos, pero confía en que haya "esperanzas" al menos en agosto y, sobre todo, en septiembre. "Habrá un pico en el turismo nacional, aunque nada comparable al de otros años", comenta.

Los viajes que haya en verano seguramente sean a destino nacional y, muy probablemente, los viajeros se desplacen en un medio propio, seguramente el coche. "Los viajes de larga distancia se tardarán en recuperar", añade en referencia, sobre todo, a los destinos extranjeros, a los que la gente no volverá de primeras. Eso sí, aquellos que decidan viajar en los próximos meses lo harán con "más garantías y a un mejor precio".

"Volveremos a viajar", dice Agustín Vázquez, quien opina que esta crisis ha reforzado el papel de las agencias de viajes. Ahora más que nunca, "estamos más cerca del cliente", afirma.

Empresas de alquiler

Las cancelaciones también afectan a la empresas de renting, que están a la "expectativa" de ver cómo evoluciona esta crisis que ha provocado el cierre temporal de muchas oficias de alquiler de vehículos. Es el caso de Europcar. Su responsable comercial en Galicia, Federico López, confía en que las "perdidas" de estos dos últimos meses se puede ir recuperando en los próximos meses, al menos en lo que se refiere al alquiler por parte de las empresas. En A Coruña, "estaremos pendiente de lo que haga Inditex".

En cuanto al sector vacacional, hay "muchas dudas": "Veremos cómo evoluciona el turismo nacional porque el internacional ya lo descartamos".

Cruceros atracados en el puerto de A Coruña

Y de coches, a bicis. Óscar Santalla, de  OK Zona EBike, en el Parrote, se pone "en lo peor" de cara a la temporada de verano. Su actividad depende en gran parte de los cruceros, y todo apunta a que los trasatlánticos tardarán en volver a la ciudad. "Tengo cancelaciones de reservas de cruceros hasta junio", asegura este pequeño empresario, quien ve como se le van "los mejores meses del año". "El verano lo veo fatal", añade.

La hostelería, con pocas esperanzas en el verano

Los bares y restaurantes permanecen cerrados, y justo en uno de los momentos de mayor tirón del año. El presidente de los hosteleros de la Marina y dueño de Le Tavernier, Antón Sáez, asegura que la Semana Santa era el "pistoletazo de salida" para la temporada de primavera. Una temporada que suelen trabajar muy bien y que este año, de no ser por el coronavirus, trabajarían todavía mejor debido al "buen tiempo" que nos acompaña estas últimas semanas. "Nos da mucha rabia" asegura.

Los planes para la época estival no son muy halagüeños. "No contamos con que sea un verano bueno", señala este hostelero, que considera que el turismo mermará considerablemente este verano, sobre todo el de procedencia internacional.

Terrazas de La Marina en verano.

Este hostelero ve "complicada" el modo en el que reabrirán los locales de hostelería, ya que, según las primeras informaciones que tienen, tendrá que hacerlos con restricciones. Ante esta situación de incertidumbre, no descarta que se produzca cierres en esta zona céntrica de la ciudad.

Pese a esta situación, tanto Sáez como otros hosteleros de la ciudad, tratan de no adelantarse y esperar a ver cómo evoluciona esta crisis que les ha obligado a cerrar sus locales.

Desde La Urbana, el local ubicado en la Plaza José Sellier, esperan que el Gobierno tome medidas para ayudar a pequeños autónomos que son un "pequeño motor" para la economía y que da trabajo a muchas personas.

El mayor problema es hacer frente al pago de los alquileres. En muchas ocasiones es demasiado elevado y hay quien "no se puede permitir la inactividad", comenta César Pérez, de la Urbana. "Veremos cómo va el verano", añade.

Actualidad