El Español
Treintayseis
Actualidad
|
Ferrolterra

Concluye el derribo del bloque desplomado ayer en Ferrol, que presentaba riesgo de caída

Los vecinos del bloque colindante no podrán regresar a sus viviendas hasta que los técnicos municipales determinen si su edificio sufrió tras la actuación de hoy
Momento del derribo de la fachada
Quincemil
Momento del derribo de la fachada
Ofrecido por:

Sobre las 16:30 horas de hoy martes se hacía añicos lo poco que quedó ayer en pie del bloque número 37 de la calle Carlos III de Ferrol, en el barrio de Esteiro, después de que se desplomara dejando solo uno de sus frontales, en la calle paralela Fernando VI.

Una retroexcavadora de 45 toneladas procedente de Lugo llegaba a primera hora de esta tarde a Esteiro después de sufrir un retraso por motivos logísticos, pues su llegada estaba prevista para las 12:00 horas.

Tras asegurar el firme de la calzada, la gran máquina derribó en menos de una hora la fachada y otros restos de lo que fue un edificio de tres plantas. El Concello, que estima que los trabajos de desescombro durarán dos días, asegura que se trata de una actuación urgente ante el riesgo de caída del frontal del inmueble, por lo que a última hora de ayer contactó con la empresa especializada en demoliciones que ha llevado a cabo la operación.

Ante el desplome de ayer, los vecinos del bloque colindante, el número 39, fueron desalojados de sus viviendas. El Concello les ofreció alojamiento tanto para la pasada noche como para el tiempo que dure la inspección de su bloque, pues los técnicos municipales deberán ahora analizar si este edificio próximo se ha visto afectado por el derribo llevado a cabo hoy.

Momento del derribo de esta tarde. Fuente: Quincemil

El inmueble que ayer cayó tenía una estructura horizontal de madera e iba a ser reformado a lo largo de este año. Ya contaba con un proyecto de rehabilitación que pretendía acondicionar siete pequeños apartamentos en sus tres plantas: uno en el bajo y dos por cada altura.

Poco antes del accidente, uno de los vecinos del 39 enseñaba al arquitecto encargado de la rehabilitación del bloque caído una nueva grieta. Poco después comenzó a caer arena del inmueble y tras escuchar la rotura de cristales se desplomó gran parte del edificio hacia la calle Carlos III, dañando un vehículo allí estacionado.

Los vecinos del 39 notaron muy de cerca el derrumbamiento. Los del primero se encontraban en su vivienda cuando sucedió el desastre mientras que el segundo, comprado recientemente, y el tercero estaban deshabitados en ese momento. Hace un año cayeron los dos bloques anteriores, el 33 y el 35, cuando uno iba a ser rehabilitado, y hace más de 30, explican los vecinos, otro al otro lado de ese mismo tramo de calle.

Momento del derribo de esta tarde. Fuente: Quincemil



TEMAS:
Actualidad