El Español
Actualidad
|
A Coruña

CASCO, el Comité Antisida de A Coruña, no frena por el coronavirus

Más de sesenta personas acuden diariamente al local de la entidad en Padre Sarmiento para acceder a su servicio de recogida de comidas, de ducha y aseo, lavandería o medicación para enfermos psiquiátricos
El equipo de CASCO en el local del Punto de Calor de A Coruña
CASCO
El equipo de CASCO en el local del Punto de Calor de A Coruña
Ofrecido por:

La crisis sanitaria por el coronavirus mantiene paralizada al país, debido a la declaración del estado de alarma por el Gobierno para frenar la curva de contagios, pero desde CASCO (Comité Antisida de A Coruña) siguen al pie del cañón para no dejar desatendidos a los más vulnerables en estos difíciles momentos.

La entidad continúa con la realización de sus proyectos sociales en su local de Punto de Calor, situado en el bajo del número 24 de la calle Padre Sarmiento. El objetivo que mantienen es el "de preservar la dignidad de las personas en situación de exclusión social", según indican. Así, el equipo del comité trabaja día a día para garantizar las necesidades más básicas de los que tienen menos recursos.

En concreto, en el local de la entidad ofrecen servicio de recogida de comidas, lavandería, medicación para enfermos psiquiátricos, además de un servicio de duchas y aseo personal. Actualmente unas sesenta personas recurren al local del Comité Antisida diariamente, que permanece abierto al público de 10 a 16 horas de lunes a viernes y de 10 a 14 horas el fin de semana, para acceder a estas prestaciones.

Sonia Valbuena, directora de la entidad, recalca que en este momento "son la única asociación coruñesa en organizar un servicio de duchas y aseo, que utilizan unas quince personas cada día y que se realiza de manera individual, siguiendo la normativa sanitaria". Además, otros de los proyectos que lleva a cabo CASCO es la gestión de pisos de acogida, "habitados por personas con problemas de salud, desprotegidas y sin vínculos sociales ni recursos económicos, con el objetivo de una recuperación física, formativa y destinada a la inserción laboral y la autosuficiencia económica". En concreto, uno de los domicilios está destinado a personas con VIH, mientras que en otro residen diferentes perfiles en situación de exclusión social, "desde familias sin recursos económicos, refugiados o personas con problemas psiquiátricos", aclaran.

En esos pisos de acogida, y en cumplimiento del confinamiento decretado por el Gobierno, la totalidad de los usuarios se encuentran en los domicilios "sin posibilidad de entrada de nuevos usuarios y siendo atendidas sus necesidades según las medidas sanitarias correspondientes, además de recibir, de manera telemática, apoyo psicológico y la realización del resto de actividades",explican desde la asociación.

No os perdáis por el confinamiento una iniciativa impulsado por Asociación PVLSE Vigo, en ella estaremos @alasacoruna y también nosotros. Todos unidos por el día de la #VisibilidadTrans.

Posted by Comité Anti-Sida da Coruña CASCO on Friday, March 27, 2020

Otras de las labores que seguirán realizando, pero ahora de forma online, son el proyecto Sex Point de prevención sexual y asesoría y apoyo social, así como el trabajo en prisiones. Además, todos los usuarios de CASCO podrán beneficiarse de apoyo psicológico de manera telefónica.

Material de protección entregado por el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de A Coruña entregó a la entidad material preventivo para poder llevar a cabo sus servicios sociosanitarios durante el estado de alarma por el Covid-19. La iniciativa partió de la Concellería de Benestar Social, Participación e Igualdade y desde CASCO destacan "la implicación personal de Yoya Neira", que califican de "indispensable" para obtener los recursos.

En total la asociación ha recibido 22 máscaras de protección, que se combinarán con las mascarillas de tela donadas por una persona particular a CASCO. Los artículos serán usados por los monitores que acuden a los pisos de acogida, en donde no podrían continuar su actividad sin ellos.

En el caso del local de la entidad, en donde mantienen todos los servicios de forma que cualquier vecino de A Coruña "que necesite un desayuno, un tupper de comida, una ducha y servicio de lavandería; lo tienen a su disposición" se han tomado medidas extra de seguridad y desde CASCO destacan que "hay que tener en cuenta que los monitores de este recurso son de los más expuestos", pero que mantienen las prestaciones por ser necesarias.

Actualidad