El Español
Actualidad
|
Galicia

10 datos escalofriantes sobre el envejecimiento de la población en Galicia

Las defunciones continúan superando a los nacimientos en una comunidad con una media de edad que ya supera los 47 años
06:00 · 16/02/2020
iStock

El envejecimiento de la población ya es una de las mayores preocupaciones de los gallegos de acuerdo con una encuesta de Sondaxe, algo que no es de extrañar ya que la edad media en Galicia se sitúa actualmente en los 47,24 años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asimismo, los habitantes siguen en descenso y la comunidad ha bajado ya la barrera de los 2,7 millones de personas y se sitúa en los 2.699.499. Mientras que los nacidos pueden contar con llegar a vivir más de 83 años siendo la esperanza de vida de Galicia la más ala de Europa, el número de alumbramientos continúa descendiendo.

1. La edad media no para de crecer

En Galicia el envejecimiento de la población ha ido aumentando de forma progresiva desde 1975 cuando la edad media se situaba en los 35,10 años hasta llegar a los 40 en 1994. Desde entonces, el crecimiento ha continuado hasta alcanzar la cifra actual de 45,59 en los hombres y 48,77 en las mujeres.

Por provincias, Ourense es la que se sitúa a la cabeza del envejecimiento de la población con un 50,66. Le sigue Lugo con un 49,86, A Coruña con 46,93 y Pontevedra con 45,61.

2. La pirámide poblacional es un jarrón

La pirámide poblacional gallega ha dejado de serlo en el sentido estricto de la palabra debido a la configuración actual de la población en la que el mayor peso y dimensión se concentra en el medio, en la franja de 35 a 54 años.

Sobre el porcentaje de personas de 80 y más años, este desciende por primera vez en el 2019 con respecto al resto del país y se sitúa en el 6,1%, frente al 6,2% del 2018. Sin embargo, el grupo de mayores de 65 y más años continúa aumentando desde hace más de 40 años y supone ahora el 19,4% de la población total.

3. 30 años con más defunciones que nacimientos

En Galicia las defunciones continúan siendo mayores que los nacimientos y de acuerdo con los últimos datos la tendencia cada vez es peor. Según el Instituto Galego de Estatística (IGE) en el 2018 hubo 15.839 fallecimientos más que nacimientos y, a falta de conocer las cifras finales del 2019, desde el organismo ya avanzan que la tendencia ha continuado empeorando.

De esta forma, la comunidad gallega lleva 30 años con un saldo vegetativo negativo y viendo como la población cae de forma progresiva. Desde el 2010 (2.797.653 habitantes), Galicia ha perdido casi 100.000 personas (2.701.743 habitantes en 2018).

4. La gente se casa cada vez más tarde

Otro de los factores que podría explicar el descenso de la natalidad está vinculado a la edad a la que la gente se compromete en Galicia. De los 30 años de media a los que la gente contraía matrimonio en el 2001 se ha pasado a los 36,29 en el 2018.

En cuanto a la edad media con la que los gallegos tienen su primer hijo, las cifras sitúan que las mujeres dan a luz a los 32,76 años de media aumentando la cifra en 7,5 años a lo largo de las últimas cuatro décadas. Esto ha llevado a Galicia a situarse como una de las comunidades en las que más mujeres de 30 años no tienen descendencia.

5. Madres a partir de los 35 años

Entre enero y junio del 2019 nacieron en Galicia 90 niños de madres con más de 45 años. El 34,3% de las mujeres que dan a luz en la comunidad tiene edades entre los 35 y los 39 años, seguido de las de 30 y a 34 que son el 30,8 %. Por su parte, en el año 1996 la mayoría de las madres tenían entre 25 y 29 años.

Las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral unida a los problemas económicos por los bajos salarios lleva a las mujeres a retrasar su maternidad una media de 5,2 años respecto a la edad en la que tenían previsto ser madres.

6. Cada vez menos hijos por pareja

En cuanto al número de descendientes, actualmente la cifra es baja en la comunidad y la media es de 1,12, casi la mitad de los 2,1 hijos por pareja que son necesarios para que la población se mantenga. El último año que Galicia tuvo más de dos hijos de media por pareja fue 1981.

7. 30 años con saldo vegetativo negativo

La situación pinta mal para Galicia que podría perder hasta 200.000 habitantes más en la próxima década, de acuerdo con el estudio presentando por el Eixo Atlántico. En el informe se advierte que la pérdida de la población no solo dejará zonas desérticas en la eurorregión, sino que tendrá consecuencias económicas y políticas importantes.

IGE

De enero del 2019 a julio del año pasado Galicia ha visto caer 1.677 habitantes, por lo que la población ha quedado por debajo de los 2,7 millones de personas como ya sucedió en julio del 2018. La inmigración se ha convertido en el único mecanismo efectivo para paliar la situación, pero la llegada de extranjeros y el retorno de emigrantes no es de momento suficiente para frenar la pérdida de habitantes.

8. Solo A Coruña y Vigo crecen

El último padrón municipal publicado por el Instituto Nacional de Estadística refleja un saldo vegetativo positivo en tan solo 68 municipios gallegos desde 1981. La bajada de población es especialmente grave en 245 de los 313 concellos de la comunidad en los que los vecinos no han parado de disminuir desde hace 40 años.

En concreto 94 municipios, lo que supone el 25 % del total, han visto mermado su censo en más del 50 por ciento. Frente a esa pérdida, la tendencia de crecimiento de población en los grandes municipios de A Coruña y Vigo, así como de sus metropolitanas, continúa aumentando, mientras que Lugo y Ourense avanzan en sentido contrario y pierden peso.

9. La tercera comunidad más envejecida

Tan solo Asturias, es donde se registra la edad media más alta de España; con 48,3 años, y Castilla y León; con 47,6, superan a nuestra comunidad en este fenómeno demográfico que continúa en tendencia negativa. En contraposición están Murcia, con 40,4 años; Baleares, con 41,2; y Andalucía con 41,8. Estas tres comunidades se sitúan por encima de la media nacional que es de 43,3.

La dinámica poblacional gallega es diferente a la del resto del país que ha ganado de enero a junio un total de 74.591 habitantes lo que sitúa el censo en 46.733.038 personas. Asimismo, el saldo migratorio nacional también es positivo con 121.564 personas lo que prueba la progresiva recuperación de la inmigración exterior tras el freno ocasionado por la crisis económica.

En cuanto a la pérdida de población, los datos gallegos son los cuartos peores solo superados por Extremadura (-0,25%), Asturias (-0,22%) y Castilla y León (-0,20%).

10. No toda Europa envejece

Atendiendo al tamaño del país, nuestra comunidad cuenta con una superficie de 29.574 km² lo que lo asemeja a Armenia que dispone de 29.743 km² y una población de 2,97 millones, frente a los menos de 2,7 millones de gallegos. Igual que nuestra comunidad, la antigua república soviética en la región montañosa del Cáucaso entre Asia y Europa pierde habitantes progresivamente.

Si comparamos Galicia con la nación celta por antonomasia, Irlanda, las cifras son muy dispares. Mientras que nuestra comunidad presenta una de las tasas más bajas de natalidad de Europa, el país irlandés tiene una de las más elevadas y uno de índices más altos de crecimiento natural de la población, con 4,83 millones de habitantes y un 1,2% de crecimiento anual.

Aparte del 13,8 de natalidad de Irlanda, otros países de Europa cuentan con buenas tasas de natalidad, como es el caso de Islandia (13,6), Noruega (12,2), Suecia (12,1) o Francia (12), superiores al 9 por mil de España y al 5,7 de Galicia.

Actualidad