brazo robótico Eva

brazo robótico Eva

Tecnología

Cualquiera puede programar este brazo robot en 15 minutos

Los brazos robóticos son de gran utilidad, pero, son caros y difíciles de manejar. Todos menos éste, que cualquiera puede programar en solo 15 minutos.

Noticias relacionadas

Los robots cada vez están más presentes en multitud de campos; sin embargo, no terminan de llegar a todas las empresas debido a su altos costes tanto en su compra como en su mantenimiento. Este panorama impide que las pequeñas empresas puedan permitirse contar con robots de última generación.

Una compañía inglesa quiere ayudar a esas pequeñas empresas a adentrarse en la robótica lanzando un brazo robótico barato y que cualquiera puede programar en tan solo 15 minutos. ¡Os contamos más!

Programa este brazo robot en 15 minutos

Automata, una firma de robótica de Reino Unido, ha desarrollado un brazo robótico que cuesta solo 7.500 dólares; aproximadamente 6.700€ al cambio. Éste ha sido bautizado como “Eva” y ha sido diseñado teniendo en cuenta la producción a pequeña escala.

brazo robótico Eva 1

brazo robótico Eva 1

El brazo es tan ligero y compacto que cabe en una mochila. Lo mejor de todo es que es muy fácil de usar; su software puede ejecutarse desde cualquier dispositivo para que el brazo arrastre y suelte objetos.

La compañía relata a MIT Technology Review que cualquiera puede aprender a programar a Eva en tan solo 15 minutos con un entrenamiento mínimo o, directamente, sin entrenamiento. En la empresa creen que esa facilidad puede ayudarles a hacerse un hueco en el mercado, ya que muchos evitan este tipo de robots por el coste que implica que alguien los programe y los mantenga en buenas condiciones.

Ideal para pequeñas empresas

Desde Automata esperan que el precio económico del brazo robótico sea atractivo para las pequeñas empresas; una cifra bastante asequible teniendo en cuenta que los robots industriales suelen rondar los 100.000 dólares.

Automata se puede permitir un precio tan bajo al evitar las rutas de producción tradicionales. Una de las claves fue diseñar la caja de cambios del robot desde cero con piezas más baratas de lo habitual. Como hemos comentado, la facilidad para usarlo y programarlo también es su punto fuerte.

Eva sirve para reemplazar tareas manuales simples y repetitivas, tales como pruebas de productos; colocación de artículos en cintas transportadoras; clasificación; inspección; etcétera. Incluso, uno de sus clientes está utilizando el brazo robótico para probar smartphones.

Desde Automata explican que eliminando funcionalidades innecesarias han conseguido obtener un 80% de la precisión y el rendimiento de robots líderes como Kuka o Yasakwa; pero, con un coste 5 veces menor.

¿Llegará Automata a triunfar donde tantos han fracasado? Es muy complicado saberlo con certeza; no obstante, parece un producto con una relación calidad/precio envidiable.

Foto destacada: AUTOMATA