iphone x en el rio

iphone x en el rio

Tecnología

Un iPhone X se tira semanas en el fondo de un río, y aún funciona

Este iPhone ha estado 2 semanas en un río. Alguien lo ha encontrado y lo ha devuelto, y aún funciona.

Noticias relacionadas

Que el iPhone X tiene resistencia al agua es algo que ya sabíamos, pero lo de este iPhone X es increíble: se ha pasado unas cuantas semanas en el fondo de un río, ¡y aún funciona! Un submarinista, aficionado a recoger objetos perdidos en ríos y devolverlos, lo encontró, sin funda impermeable, y consiguió localizar al dueño; de hecho, tiene un canal de YouTube donde muestra las cosas que va encontrando, como un anillo de oro de 10k, todo tipo de cámaras o teléfonos.

En el vídeo de ‘Man + River’ (el nombre del canal), subido hace 3 días y que ya ha alcanzado el medio millón de visitas, se ve como va encontrando objetos, como normalemente hace, y posteriormente encuentra el iPhone X (minuto 2:15). Se ve cómo lo seca cuidadosamente y luego lo conecta al ordenador. Y, efectivamente, carga. Consigue contactar con la persona y se lo envía.

Ahora bien, ¿qué tipo de resistencia acuática tiene el iPhone X? Igual que los iPhone 8 y los 7, el X tiene IP67, lo que quiere decir que resiste tanto polvo (en cualquier circunstancia) como agua, aunque solamente un metro durante media hora. En el lugar donde está el teléfono hay más de un metro, y no solo se supera la hora, sino que además permaneció allí por semanas.

Cuando encuentras un iPhone X en un río tras medio mes, y funciona

Pero, como en este caso, el hecho de que no esté preparado para estar sumergido tanto tiempo no quiere decir que no aguante, como la dueña de este iPhone X (que no ha sufrido ningún daño) ha podido comprobar. Lo más probable que haya ocurrido es que el iPhone se apagase y, en caso de que entrase algo de agua, seguramente ocurrió una vez estaba sin batería.

En estos casos, como el teléfono no tiene nada de carga, no importa si entra algo de agua. Lo más importante es que el youtuber previo a tratar de encenderlo lo desmontó cuidadosamente y lo dejó varios días sobre gel de sílice, un material usado para retener humedad, además de que usó un secador de pelo, de modo que cualquier agua que pudiera haber entrado ya habría desaparecido. Para entonces, ya es seguro cargar el teléfono de nuevo.

Luego tenemos el caso de los polémicos Sony que eran resistentes al agua que se rompían simplemente por mojarlos, sin llegar a sumergirlos, incluso, y el servicio técnico no cubría la reparación por estar mojado. Por ello, no recomendamos sumergir el teléfono aunque tenga certificado, pues las garantías no cubren estos fallos.