Tecnología

Azucar como desinfectante de heridas, ¿mito o verdad?

Os contamos la técnica del azúcar como desinfectante, que ya ha comenzado a implantarse en algunos hospitales para tratar heridas exudativas.

8 marzo, 2016 19:03

Noticias relacionadas

El azúcar es un arma de doble filo, pues es indispensable para nuestra vida, pero a grandes dosis puede ser muy perjudicial.

Esta sustancia es una gran fuente de energía, muy necesaria para nuestro cerebro; pero, además, presenta otros beneficios muchísimo menos conocidos. Por ejemplo, posee una gran utilidad como desinfectante en la cura de úlceras y otros tipos de heridas exudativas.

Todo comenzó con un estudio piloto, llevado a cabo por el catedrático de enfermería Moisés Murandu, aunque ya se está empezando a convertir en un proceso habitual en algunos hospitales.

¿Por qué es el azúcar un buen desinfectante?

aposito-diabetes-heridas

aposito-diabetes-heridas

Las bacterias causantes de la infección de este tipo de heridas necesitan agua para crecer.  Así, al añadir azúcar al medio  tienden a perder agua para igualar la concentración externa con la interna, por lo que llega un momento en que se secan y mueren. Es un proceso similar a la conservación de alimentos por salado, pero echar sal en las heridas no es muy buena idea, por lo que era necesario buscar otro método menos agresivo.

En el estudio piloto, Murandu investigó cómo afectaban varios tipos de azúcar granulado a la viabilidad de bacterias como Escherichia coli, Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa, y los resultados fueron muy satisfactorios, incluso en aquellos pacientes infectados por bacterias resistentes a antibióticos, como el MRSA (Staphilococcus aureus resistente a meticilina)

¿Afecta este tratamiento a los diabéticos?

diabetes_1

diabetes_1

El posible inconveniente más obvio de este método es, sin duda, el perjuicio que podría ocasionar a la salud de los diabéticos.

Por eso, el estudio incluía a varios de estos enfermos entre sus participantes. Después de curar sus heridas, se comprobaron sus niveles de glucosa en sangre y, afortunadamente, éstos no habían variado, por lo que el tratamiento no fue perjudicial para ellos.

Resultados clínicos

medicina_394f23a1

medicina_394f23a1

Como os decía, algunos hospitales ya emplean este método. Por ejemplo, se ha reportado el caso de un paciente de 62 años que acudió al hospital Moseley Hall, de Reino Unido, después de ser amputado de la pierna derecha. La herida parecía no mejorar con las curas convencionales, por lo que se pidió a Moisés Murau que probase con el método del azúcar como desinfectante.

Durante las primeras curas, se usaron grandes cantidades de azúcar, pero poco a poco se pudo ir reduciendo la dosis a cuatro o cinco cucharadas y, en dos semanas, la mejoría era notable.

Como veis, el azúcar tiene grandes utilidades, más allá de las enseñanzas que nos dejan sus sobrecitos en cada desayuno. Una muerte dulce para las bacterias.

Fuente: Journal of Wound Care