Tecnología

Curiosity descubre nitrógeno en la superficie de Marte

Noticias relacionadas

Cuando pensamos en Marte, lo primero que se nos viene a la cabeza es un mundo árido y gélido, con un ambiente muy hostil para la vida. Es cierto, actualmente Marte no es un lugar donde a uno le gustaría vivir. Pero ¿sabías que antiguamente se parecía más a la Tierra, con agua líquida fluyendo por su superficie?

En el pasado, Marte era un planeta más acogedor; de hecho, si pudiéramos ver una instántanea de la superficie de Marte de aquella época, nos resultaría bastante familiar comparado con nuestro planeta. La pregunta es más que evidente: ¿pudo albergar vida? Esta es tal vez una de las preguntas más trascendentales que jamás nos hayamos planteado.

Vehículos de exploración espacial en Marte

Actualmente, en Marte hay dos vehículos operativos (Curiosity y Opportunity) que están analizando esta cuestión. Qué mejor manera de estudiar Marte que llevando estos robots a su superficie. Curiosity es el robot más sofisticado que se ha enviado al planeta rojo, siendo un auténtico laboratorio móvil que en estos momentos se encuentra rodando por Marte.

Recientemente, Curiosity ha realizado una serie de descubrimientos increíbles. Por ejemplo, hace poco confirmó que el lugar donde aterrizó, el cráter Gale, albergó un lago. Otros hallazgos sorprendentes ha sido la confirmación de que hay sustancias orgánicas en la superficie de Marte, además de metano de origen desconocido en su atmósfera.

Ahora, Curiosity nos ha vuelto a demostrar que Marte guarda más sorpresas de lo que imaginábamos: el robot ha hallado nitrógeno en Marte.

¿Nitrógeno en Marte? ¿Por qué esto es importante?

El nitrógeno es un componente esencial para la vida, pues se encuentra formando parte de las proteínas (moléculas esenciales para el funcionamiento de la célula) y de nuestro material genético. Por tanto, podríamos decir que el nitrógeno es el ladrillo de la vida.

Lo que sabíamos hasta el momento era que había nitrógeno en la atmósfera de Marte, pero este nitrógeno no sirve de mucho ya que no puede ser utilizado en las reacciones químicas que necesita la vida. Sin embargo, cuando se encuentra fijado en el suelo, ya puede ser aprovechado.

Esto implica dar más puntos a favor de que en el pasado Marte dispuso de unas buenas condiciones para el desarrollo de la vida. Asimismo, estos nitratos que se han encontrado también supone una ventaja para los posibles microorganismos que puedan estar pululando por allí en estos momentos. Quién sabe.

¿Existió o existe vida en Marte?

Esta es la gran pregunta como ya he comentado al principio del artículo. Poco a poco estamos conociendo que Marte fue hace un tiempo un lugar hospitalario y ¿repleto de vida? Desde luego, el planeta rojo tuvo los ingredientes necesarios para ser un mundo habitable.

Incluso podemos ir más allá. Puede que la vida haya comenzado en Marte y que después los microorganismos hayan viajado como polizones en rocas arrojadas al espacio tras el impacto de un meteorito en Marte. Estas rocas, al colisionar con la Tierra, pueden haber sembrado la vida en nuestro planeta.

Por muy descabellada que nos parezca esta idea, para nada está descartada, así que después de todo hay una posibilidad de que tú y yo seamos marcianos. Cabe destacar que es muy poco lo que sabemos con respecto al origen de la vida, de ahí que sean meras suposiciones. Posiblemente en un futuro resolvamos esta cuestión.

Fuente: NASA