Tecnología

Descubren una nueva forma de acabar con la malaria y el dengue

Noticias relacionadas

Los mosquitos no solo son los causantes de un mal de noches en más de un hogar europeo, sino que son los mejores vectores para la transmisión de diferentes patógenos, como la malaria o el dengue. El parásito alcanza el intestino de este insecto, dónde se expande sin dificultades sin presentar la enfermedad a su hospedador. A partir de ahí, solo tiene que aprovechar la mordedura del mosquito para alcanzar al ser humano, dónde presentará su patología. Para que os hagáis una idea, esta enfermedad a sigue cobrándose 627.000 víctimas al año.

Hace un año, la revista Science nos facilitaba una novedosa forma de combatir esta enfermedad, mediante la incorporación al mosquito de una bacteria conocida como Wolbachia. Para no romper con la tradición, el pasado 23 de Octubre, un estudio de la Universidad de Baltimore, encontraba una nueva incógnita que podría estar detrás de la cura para esta enfermedad: una bacteria conocida como Chromobacterium sp, que puede hospedar sin dificultad en el intestino de estos insectos.

El estudio

Los científicos conocían de otras especies de Chromobacterium que poseían una capacidad excelente para formar antibióticos, y se preguntaron si en el mosquito mantendrían este potencial. Para ello, se prepararon dos cultivos con esta bacteria; una disolución de azúcar y otra de sangre, ambas en condiciones óptimas para su crecimiento, y se incorporaron en mosquitos cuyos biomas intestinales habían sido purificados con antibióticos.

Como los investigadores esperaban, esta bacteria tomó en seguida el control del intestino en la solución de azúcar, y aun más rápido, en la solución con sangre. Por otra parte, se le suministró a un grupo de mosquitos que no habían sido tratados con antibióticos,  el virus del dengue y con Plasmodium falciparum, patógeno de la malaria.

Posteriormente se les trató con Chromobacterium, y aunque la mayoría fallecieron a la semana, los patógenos de la malaria y el dengue poseían menor capacidad infecciosa en aquellos que habían sobrevivido.

Chromobacterium activa el sistema inmune del mosquito

Al ser una sustancia tóxica para el mosquito, Chromobacterium activa su sistema inmune, lo que dificulta la entrada de los patógenos del dengue o la malaria. George Dimopoulos, experto en parasitología del John Hopkins, nos ofreció un dato aun más importante de esta sustancia:

No solo dificulta la infección de estos patógenos, sino que además, produce unas toxinas una vez en el interior encargadas de eliminar los resquicios de dengue o Plasmodium en el mosquito.

George y su equipo en seguida encontró la forma de poner en práctica este hallazgo; construir trampas con azúcar que presenten Chromobacterium sp. que además de controlar la población de mosquitos reducirían considerablemente la posibilidad de infección de estos patógenos. Esta investigación podría ser clave para acabar de una vez por todas con estas enfermedades que azotan los países Africanos.

Además, se está empezando a considerar la fabricación de un fármaco, aislando las toxinas producidas por Chromobacterium en el intestino del mosquito, que pueda ser aplicado en humanos sin presentar efectos tóxicos. Esperaremos con interés cualquier novedad al tema.

Fuente | Science