Tecnología

Un fármaco contra el Cáncer consigue revertir la Esquizofrenia

Noticias relacionadas

No es la primera vez que os hablamos de un medicamento que se usa para una enfermedad y luego resulta que sirve para otra muy diferente. ¿Recordáis aquel medicamento contra la diabetes que devolvía la memoria a pacientes con Alzheimer? El caso de hoy es similar, pues se ha detectado durante la investigación de un potencial fármaco contra el cáncer que este mismo podría revertir una enfermedad psiquiátrica (nada que ver): la Esquizofrenia.

Un fármaco que restaura la función cerebral en la Esquizofrenia

Los investigadores del Johns Hopkins Hospital se encontraban en pleno estudio de un fármaco conocido como inhibidor de la PAK, una proteína cerebral relacionada con el síndrome de X frágil (una enfermedad hereditaria que produce retraso mental), el Alzheimer o el cáncer, por lo que su inhibición podría solucionar o al menos ayudar en todas estas situaciones.

Sin embargo, lo que se llegó a descubrir es que su inhibición también podría revertir los comportamientos asociados con la esquizofrenia y llegar a restaurar algunas funciones perdidas de las células cerebrales. Así lo han afirmado en un estudio con ratones publicado el pasado 31 de marzo en Proceedings of the National Academy of Sciences. En dicha investigación encontraron que el compuesto FRAX486 (un inhibidor de la PAK) parece poner fin al proceso de “poda” de las conexiones cerebrales que se produce en la esquizofrenia, las cuales acaban destruidas.

Cuando probaron el fármaco en ratones que imitaban la progresión de la esquizofrenia y sus trastornos relacionados, los científicos fueron capaces de restaurar parcialmente las neuronas con discapacidad para que pudieran reconectarse a otras células nerviosas, algo muy prometedor.

Un paso importante para la terapia contra la Esquizofrenia

Según este equipo del Johns Hopkins, los hallazgos del trabajo con ratones adolescentes son un paso muy importante para las nuevas terapias en seres humanos, ya que los síntomas suelen empezar en la adolescencia tardía o en la adultez temprana. Así lo comenta Akira Sawa, psiquiatra y profesor de ciencias conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins:

“Mediante el uso de este compuesto para bloquear el exceso de poda en los ratones adolescentes, también se normalizó el déficit comportamiento. Podríamos llegar a  intervenir en la adolescencia y hacer una cierta restauración de la función cerebral en estos ratones”

Por el momento el fármaco ha demostrado mejoras en los ratones si se administra en pequeñas dosis, y sobre todo seguridad. Sin embargo aún cabe comprobar si el mismo efecto se producirá en humanos.

Vía | Johns Hopkins Hospital.