Tecnología

Primer trasplante de hígado fabricado con células madre realizado con éxito en ratones

Noticias relacionadas

Ayer mismo podíamos ver en todos los informativos este último avance en investigación. Científicos japoneses de la Universidad Ciudad de Yokohama han realizado con éxito por primera vez un transplante de hígado en ratones fabricado in vitro con células madre. El hígado es humano y les fue implantado a los ratones tanto en el cráneo como en el abdomen, comenzando a hacer sus funciones de manera correcta. Según los investigadores, en 10 años se podrán comenzar a realizar los primeros ensayos clínicos en humanos. El estudio se publica en Nature. Vamos a conocer los detalles de esta investigación.

Nuevo e importante avance en la ciencia de los trasplantes

Aunque se lleva investigando con células madre desde hace años (cuestión que siempre conlleva muchas opiniones enfrentadas) hasta ahora no se había conseguido fabricar un órgano complejo in vitro. Este grupo de científicos no sólo lo ha conseguido fabricar sino que también han logrado trasplantarlo con éxito en ratones.

En base al proceso natural de formación del hígado en su etapa embrionaria los investigadores produjeron células hepáticas por diferenciación dirigida y luego las cultivaron in vitro junto a células endoteliales y mesenquimales, células madre encargadas de formar tejidos y vasos sanguíneos, entre otros. Con este conjunto de células interaccionando entre sí las células hepáticas se organizaron en estructuras tridimensionales visibles, equiparables a las que se forman en el embrión.

Posteriormente, realizaron el trasplante del fragmento de hígado en ratones y observaron que los vasos formados in vitro conectaron con los del huésped y el órgano empezó a crecer y funcionar correctamente. La razón de implantarlo en el cráneo y el abdomen es que el fragmento conseguido era demasiado grande como para implantarlo directamente en el propio hígado del ratón.

A los diez días del transplante se detectó albúmina, una proteína que genera el hígado. A los 15 días ya eran varias las proteínas detectadas pero aún no se puede asegurar que el hígado transplantado sea 100% funcional.

¿Cómo puede funcionar un hígado humano en un ratón?

Seguramente esta es la pregunta que nos pude venir a la cabeza al leer la noticia. Los ratones son utilizados como animal modelo en genética por muchas razones: compartimos gran parte del genoma con ellos, su sistema inmune es similar, son animales fáciles de manejar, de un tamaño apropiado, etc. Por estas razones, el ratón se convierte en el animal perfecto para hacer ensayos clínicos previos al ser humano.

Para comprobar que el nuevo órgano funcionaba como un hígado humano, se les administraron dos sustancias que los ratones y las personas metabolizamos de manera diferente. El resultado fue que tanto en la sangre como en la orina del ratón se detectaron sustancias propias del procesamiento humano.

Según declaraciones de uno de los científicos del estudio, Takanori Takebe:

“Hemos demostrado que podemos formar un órgano en 3D vascularizado a partir de células pluripotentes inducidas humanas (iPS). Creemos que la terapia de trasplantes con fragmentos de órganos es posible. Es muy probable que esta técnica sea aplicable a diferentes órganos interiores que se desarrollan de forma similar, como el páncreas, los pulmones o los riñones. El páncreas es un candidato prometedor y ya estamos obteniendo buenos resultados. El reto más importante es cómo fabricar cantidades enormes de fragmentos de hígado, ya que es uno de los mayores órganos del cuerpo, con billones de hepatocitos, y sólo en los Estados Unidos hay más de 4.000 pacientes que mueren a la espera de un trasplante”

 

Fuente: SINC