SpaceX sigue haciendo historia allá donde va. Esta semana ha conseguido lanzar más de 1.000 satélites de una sola sentada para su red de Internet satelital, Starlink, y ahora planea llevar dicho servicio a países que en un principio no se esperaba que recibieran la plataforma. Sí, entre ellos se encuentra España.

Noticias relacionadas

SpaceX ha expandido la beta de su servicio de Internet, llamada Better than Nothing fuera de territorio estadounidense. Para ello, ha tenido que registrar la marca Starlink en numerosos países, y se suman a la lista España y varios países de Latinoamérica, como Argentina, México, Colombia y Chile.

Según SpaceX, la idea es llevar Starlink a áreas "rurales y remotas donde no hay fácil acceso a conexiones de fibra o cable". No se sabe cómo cambiará el coste del servicio aplicándose en España, ya que ha aterrizado en forma de labor comercial.

¿Qué es Starlink?

Logo oficial de Starlink. Starlink Omicrono

Starlink es uno de los grandes proyectos de Elon Musk (dentro de su catálogo de ideas locas). A grosso modo, Starlink será una constelación de satélites que traerá Internet a todo el mundo, al menos de forma teórica. Una tecnología que no es nueva, pero sí que es innovadora ya que es la primera vez que se intenta algo así a una escala tan grande.

En un primer momento, se estimaba lanzar unos 4.000 satélites en una órbita baja cercana a la superficie. La cifra a día de hoy necesita, al menos, 42.000 satélites y se están realizando importantes avances en la reutilización del cohete Falcon 9, el encargado de lanzar los satélites, por lo que SpaceX está matando dos pájaros de un tiro.

La órbita elegida es unos 440 kilómetros de altura respecto a la Tierra, y la red busca propagar ondas electromagnéticas por el vacío. Aquí se consiguen velocidades superiores a cualquier conexión terrestre por fibra óptica, por lo que Musk promete velocidades superiores a la fibra en su servicio. Lo ideal, por lo tanto, es otorgar de conexión a Internet a zonas rurales en los que desplegar una infraestructura de fibra óptica sea o muy caro o directamente imposible.

Actualmente, para conectarnos a Starlink necesitamos la antena Starlink Terminal V1 proporcioanda por un kit que SpaceX vende a quien quiera probar su beta, Better than Nothing. Esta se ajustará de forma automática para captar los satélites de Musk.

Starlink desembarca en España

Lanzamiento satélites de Starlink SpaceX Omicrono

El registro de la marca de Starlink en España es solo el principio. Aún tenemos que saber qué fechas se establecerán para la beta Better than Nothing y los precios tanto de instalación como de uso del servicio. Es básicamente el trámite inicial para que podamos disfrutar de Starlink en España en un futuro, cuando la red de satélites esté lo suficientemente madura o cuando SpaceX habilite la beta en España.

En Reino Unido y Canadá ya se puede acceder de forma pública al servicio. Este cuesta 100 dólares al mes, y el precio de instalación del kit Starlink cuesta 499 dólares, incluyendo una antena parabólica para captar la señal de los satélites, un router y una terminal de usuario, tal y como podemos leer en la CNBC.

Con el registro en España y en el resto de países latinoamericanos, es de esperar que el servicio se lance en las próximas semanas, siendo lo más probable que la conversión de costes sea directa y que la instalación cueste 499 euros y el servicio 100 euros al mes. Aunque los costes podrían variar mucho.

Pueden parecer costes desorbitados para un servicio de Internet, pero recordemos que Starlink busca ofrecer Internet con un alto ancho de banda y muy baja latencia, similar a la fibra, a través de la red de satélites en la que Elon Musk planea invertir hasta 10.000 millones de dólares. De hecho, Musk ya ha asegurado que Starlink saldrá a bolsa como una empresa independiente cuando consiga ingresos estables.

También te puede interesar...