Esta cuarentena por el coronavirus ha sido la oportunidad perfecta para descubrir el teletrabajo y la enseñanza online; es el momento de la verdad para las aplicaciones de videollamadas y de trabajo en grupo, como demuestra el crecimiento en usuarios de apps como Microsoft Teams.

Noticias relacionadas

Zoom es tal vez la app que menos gente conocía, y la que más ha crecido como consecuencia de esta cuarentena. Sus puntos fuertes son la simplicidad y la posibilidad de crear salas de chat virtuales con hasta 100 usuarios de manera sencilla.

Gracias a esto, Zoom ha conseguido convertirse en la favorita de mucha gente durante estos días; pero esta atención repentina también significa que se ha metido ya en alguna polémica. Hace apenas unos días que hablábamos de la "letra pequeña" de Zoom, y de cómo puede recopilar nuestros datos.

Otra polémica para Zoom

Pero eso no es lo único que se ha descubierto. Ahora Motherboard ha publicado un análisis de la aplicación de Zoom para iOS, en el que ha descubierto un comportamiento algo sospechoso y preocupante: el envío de datos a Facebook.

La verdad es que ese tipo de recopilación de datos no es nada raro; muchas apps usan la plataforma de Facebook para implementar funciones que les permitan analizar cómo se usa la app, sin necesidad de desarrollarlas por su cuenta. De esta manera, pueden implementar cambios más rápidamente. Otros desarrolladores usan plataformas como la de Google para el mismo efecto.

Logo de Zoom

Sin embargo, la recopilación de datos de Zoom destaca por no avisar al usuario de lo que está haciendo. De hecho, desde el mismo momento en el que abres la app para iOS, datos relacionados contigo y con tu dispositivo ya están siendo enviados a Facebook.

Entre los datos obtenidos en esta recopilación inicial se encuentran el modelo del dispositivo, el huso horario, la ciudad en la que estamos y la operadora que usamos. Además, se crea un identificador único, que a partir de entonces estará siempre asociado con nosotros.

De esta manera, es posible identificarnos y asociarnos con otros datos; por supuesto, Facebook asocia este identificador con nuestra cuenta de Facebook, añadiendo los datos obtenidos a la lista que ya tiene. Y da igual que no tengas cuenta de Facebook, ya que ese identificador permite a Facebook seguir rastreándote.

Para los creadores de Zoom, recopilar esos datos es necesario para saber qué dispositivos usan sus usuarios; por ejemplo, para mejorar el rendimiento en los móviles más usados. Pero al enviar los datos sin avisarlo explícitamente, Zoom no estaría haciendo un favor a los usuarios.

La trampa de la política de privacidad

Zoom sí explica parte de su relación con Facebook, pero esa explicación está oculta en el texto de la política de privacidad (sí, eso que nadie se lee). Sin embargo, el texto sólo dice que la app "podría recopilar datos de usuarios de Facebook", y no hace mención alguna de los datos obtenidos por la app, y de los usuarios que no tienen cuenta de Facebook.

Salas de espera en Zoom. Zoom

Por su parte, Facebook se ha 'lavado las manos', afirmando que obliga a los desarrolladores a ser "transparentes" con los usuarios cuando recopilan información usando su plataforma. Sin embargo, no ha aclarado si Zoom hace lo suficiente en ese sentido. Zoom tampoco ha reaccionado a la publicación de la investigación por ahora.

ACTUALIZADO: Zoom actualiza su app

En respuesta a la polémica por la recopilación de datos, Zoom ha salido al paso afirmando que no sabía que su propia app estaba haciendo eso.

Aparentemente el problema está en que los desarrolladores de Zoom no eran conscientes de que usar la plataforma de Facebook iba a suponer recopilar y compartir los datos de los usuarios.

Han reiterado que entre la información obtenida no se encontraban datos personales, pero sí identificadores como el tipo de dispositivo, el huso horario, la operadora y el sistema operativo ussado.

Pese a todo, Zoom afirma que se toma la privacidad de los usuarios "extremadamente en serio", y por eso ha lanzado una actualización para la app que elimina la integración con Facebook. Sigue siendo posible iniciar sesión con nuestra cuenta de Facebook si queremos, pero ahora tenemos que hacerlo en un navegador web y no dentro de la app.