Software

Seguir usando Windows 7 es posible, aunque Microsoft lo abandone en unos días

Usuarios han encontrado métodos para seguir usando Windows 7, incluso aunque el periodo de soporte oficial termina muy pronto, en enero de 2020.

Noticias relacionadas

Windows 7 sigue siendo uno de los sistemas operativos más usados del mercado; según Statcounter, Windows 7 aún supone casi el 28% de la cuota de mercado de Microsoft. Y aún así, la compañía está a semanas de abandonarlo completamente.

Será el próximo 14 de enero de 2020, cuando Microsoft termine el soporte oficial de Windows 7. De esta manera, usar el veterano sistema dejará de ser recomendable; aunque eso no significa que no podamos seguir usándolo, por supuesto.

De la misma manera que ocurre con Windows XP, Windows 7 seguirá funcionando correctamente como hasta ahora; y si lo usas en ordenadores de su época, debería ejecutarse correctamente. Sin embargo, a partir de ahí todo serán problemas.

Mucha gente quiere seguir usando Windows 7

El principal obstáculo es que Windows 7 ya no recibirá ningún tipo de actualización; ni siquiera las de seguridad. Por lo tanto, si se descubre un bug, Microsoft no lo arreglará. Seguir usando el sistema en esas circunstancias es un riesgo que no deberías pasar.

Con Windows XP, Microsoft fue algo más suave, y lanzó parches de seguridad incluso después de que se terminase el periodo de soporte (que además, alargó en un par de ocasiones). Con Windows 7, que tiene una cuota de mercado inferior a la que tenía XP en su día, es poco probable que haga lo mismo.

Además, Windows 7 ya está siendo abandonado por los desarrolladores; y es muy probable que empieces a encontrarte programas que no funcionan, o que tu hardware no recibe drivers para esta plataforma.

Tienes dos posibles soluciones. La primera es, simplemente, actualizar a Windows 10. Aún existen métodos para actualizar, y aunque oficialmente Microsoft ya no ofrece el salto gratis, algunos usuarios afirman que no han tenido que pagar al hacer la actualización. Con tener una clave válida de Windows 7 es suficiente.

La segunda solución es seguir recibiendo actualizaciones de seguridad para Windows 7. No es que me haya confundido, es que en realidad, Microsoft va a seguir desarrollando actualizaciones para Windows 7, pero sólo para una pequeña cantidad de clientes.

Las "Actualizaciones de seguridad extendida", o ESU, permiten contratar soporte directamente a Microsoft; pero sólo está permitido para empresas y PYMES. Además, no será barato; los precios se sitúan entre los 50 y los 200 dólares por ordenador, y suben cada año. Por último, Microsoft sólo garantiza actualizaciones durante tres años más; en 2023 Windows 7 será abandonado completamente.

Puedes saber más sobre las ESU en la página de Microsoft. Si tienes un negocio y no puedes cambiar de ordenador, conseguir una licencia ESU puede ser una manera de seguir usando Windows 7. Sin embargo, no solo las empresas se beneficiarán de este programa; hackers ya han creado herramientas para saltarse la seguridad de Microsoft e instalar las nuevas actualizaciones. Por supuesto, esto vulnera los términos de uso, y supone un riesgo en si mismo.