microsoft windows nube 3

microsoft windows nube 3

Software

Windows Virtual Desktop nos permite usar Windows en cualquier sitio, y puede ser la clave de su futuro

Con el lanzamiento de Windows Virtual Desktop, la posibilidad de usar Windows 10 en la nube abre las puertas a un futuro muy diferente para Windows.

Noticias relacionadas

Pocas compañías han cambiado su estrategia de manera tan acusada como Microsoft ha hecho en los últimos años. Ha pasado de ser una empresa que apostó todo por vender licencias de Windows a otra a la que no le podría importar menos qué plataforma usas. Da igual que tengas un móvil Android, un iPad o incluso un ordenador Linux: Microsoft quiere ofrecerte sus servicios, que hasta no hace mucho eran exclusivos de Windows.

Pese a que la apuesta por Windows continúa en forma de Windows 10, para Microsoft lo importante ya no es vender millones de copias del sistema; como demostró al regalar la actualización a usuarios de Windows 8 y 7, le basta conque usemos sus servicios. Y eso incluye, por supuesto, la nube con Azure, y apelar a todos los usuarios, incluso a las empresas.

Microsoft lanza Windows 10 en la nube

En ese sentido hay que comprender el último lanzamiento de Microsoft: Windows Virtual Desktop (escritorio virtual de Windows), un servicio que nos permite usar Windows 7 y Windows 10 en la nube a través de prácticamente cualquier dispositivo conectado a Internet. En esencia, es como tener un ordenador siempre con nosotros, al que podemos acceder para trabajo, desarrollo, o lo que necesitemos. No, no sirve para jugar por el momento, pero en ese sentido la división Xbox tendrá mucho que decir, con el rumoreado rival de Stadia de Google.

microsoft windows nube 2

microsoft windows nube 2

Windows Virtual Desktop está más orientado, por el momento, para empresas y usuarios profesionales, a los que les permite contar con sistemas Windows siempre accesibles, incluyendo la suite ofimática Office 365. Esto es muy útil, por ejemplo, para conectarnos a los ordenadores de la empresa en cualquier sitio, sin que los datos se muevan del lugar, y de manera segura y cifrada. No solo eso, sino que de cada sistema virtualizado que tengamos es posible iniciar varias sesiones de Windows independientes (sólo en Windows 10).

Con el lanzamiento de la primera versión previa pública, Windows Virtual Desktop se presenta como una gran alternativa para empresas, pero eso es sólo el principio. Cada vez es más evidente que en el futuro nuestros dispositivos no ejecutarán el software, sino que este estará siempre accesible en la nube; podremos conectarnos con cualquier móvil, tablet u ordenador y tener siempre nuestro escritorio personal con nuestros archivos. Este es un paso muy importante, más allá de las aplicaciones para empresa que tendrá.